Los 100 días de Mancera

publicado el 18 de marzo de 2013 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

La izquierda es una forma de independencia, nunca una atadura, es símbolo de libertad y debemos gobernar con ese ideario, con esa convicción progresista, pero sin distingos. Estoy convencido de que debo gobernar por y para el bien de todos”, dijo Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno del DF, en la ceremonia por sus primeros 100 días de gobierno. Buena señal: no asistieron López Obrador ni salinistas reciclados. Mancera nada les debe. Bravo.

Pero otros, que se han enriquecido con la bandera de la izquierda, como la pareja Bejarano-Padierna, envían al Senado de la República dos o tres gritonas a callar a una disidente cubana, Yoani Sánchez, que con su blog, en computadoras que aquí van a la basura, colándose a áreas de hoteles que ofrecen Internet a turistas y solo a turistas y prohíben el paso a cubanos, exhibe la dictadura más vieja del mundo, la de Castro en Cuba, sobreviviente a Pinochet en Chile, a Videla en Argentina, a Somoza en Nicaragua y a tantos otros que han dado al idioma griego moderno, para oprobio de Latinoamérica, nuestra única aportación: la palabra junta.

La junta militar cubana tiene a su país sin partidos políticos, sin elecciones, sin libertad de prensa, sin radio ni televisión independientes, con un solo diario y es el oficial, sin libertad para mudarse de casa o de ciudad en Cuba y menos para salir de Cuba sin un motivo ideológico o con una delegación diplomática o deportiva (celosamente vigilada para que regrese), sin producción industrial, con monocultivo de caña. Una junta militar, la de Cuba, mantenida primero por la Unión Soviética y luego por el petróleo regalado por el difunto Chávez.

En Cuba, Internet es sólo para turistas, los restoranes son para turistas y se pagan en dólares o euros. La prostitución es baratísima: una muchacha pide una blusa bonita, un muchacho cuesta un vaquero usado. Me consta. En mi única visita a Cuba, encabezando la delegación de la Facultad de Psicología de la UNAM, caminábamos una decena de participantes en diversos congresos (especialidad cubana para obtener dólares) por el malecón de La Habana cuando se nos aproximó un jovencito de unos 16 años a ofrecer a su hermana de 15 por 10 dólares. Él por menos… valía mucho más. Les consta a la decena de psicólogos y de filósofos marxistas que se quedaron mudos. ¿Y la Revolución? Son los helados Copelia, simples La Michoacana ante un capitalista helado Häagen-Dazs.

No ha necesitado Mancera a los Bejaranos-Padiernas que hicieron su agosto con el terremoto del 85 y han sido demandados por familias que les entregaron adelantos a cuenta de viviendas sin obtener siquiera la devolución de sus primeros pagos. Pero estos ladrones de los más pobres, de quienes perdieron su casa en el terremoto, enviaron al Senado de la República tres gordas expertas en reventar actos para insultar a la joven cubana que aprovechó, con habilidad y buenas tablas, para demostrar la principal intolerancia del régimen castrista: su horror por la libertad de expresión, y echó en cara a las gritonas: Qué bueno que ustedes tengan libertad, aquí en México, para expresar así lo que piensan. En Cuba no podrían.

Seco y al hígado. ¿Alguien puede entrar a la sede donde se supone que trabaja el inexistente poder legislativo de Cuba, la Asamblea Nacional del Poder Popular (pero, por supuesto), a gritar lo que sea, excepto alabanzas a Castro?

Los Muñoz Ledo, Gustavo Ponce y toda la runfla de ladrones del PRI y del PT inventado por los hermanos Salinas de Gortari, que hicieron metástasis cancerosas en el PRD, no cobran sus cuotas de poder al gobierno de Mancera, nada les debe y lo dice con claridad: izquierda no significa ataduras, a estos emisarios del echeverrismo con escarapelas de revolucionarios, amigos de la más vieja dictadura del mundo, lloriqueantes de Hugo Chávez, cuyos parientes, madrecita incluida, poseían en Estados Unidos 130 millones de dólares hace ya largos cinco años (más lo acumulado a la sombra de Bolívar) y, como Elba Esther, compran sus mansiones por hectáreas.

De vivir en el DF, habría votado por Mancera.

UACM. ¿Qué pelean grupos de un bando y otro por el control de esa bazofia a donde se ingresa echando un volado y nunca hay clases y cuando hay son baratijas ideológicas? Pelean los casi 900 millones de pesos del 2013 que darán a López aire para otro año, de quince, en campaña presidencial.

 



artículo relacionado

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas