Cría cuervos y serán aliados

publicado el 24 de diciembre de 2012 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

Señala nota de El Universal el 20 de diciembre:"La presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, señaló que su gremio avala la reforma educativa salvo...". Por supuesto hay un pero: no podía ser verdad tanta belleza. "La evaluación (de los maestros) no puede tener como objetivo quitar o poner...". No nos dice para qué se evalúa si no es posible prescindir de quienes no demuestren su capacidad didáctica y los conocimientos que van supuestamente a transmitir.

Ya se ha mencionado una alternativa al simple despido de maestros reprobados: darles cursos propedéuticos y volver a evaluar. Falta por señalar un límite al número de evaluaciones, como lo debe haber al número de exámenes extraordinarios en los alumnos, excepto, ya sabemos en la UACM que no es una universidad, sino reproductora de carne de cañón al servicio de los peores personajes que se hacen llamar de izquierda.

No es muy diferente la evaluación de maestros o alumnos: los reprobados no quedan fuera del sistema escolar: repiten año o llevan cursos propedéuticos. Pero hemos estado ante la negativa a la evaluación misma. Y, como ocurre con los alumnos que repiten un curso: debe haber un límite y quien lo rebasa sin éxito se va.

Esa alternativa también será motivo de conflicto y rechazo: hemos visto la respuesta magisterial adelantada: los normalistas no quieren llevar clases de inglés ni de computación. ¿Motivo? Porque ellos, no la SEP, dictan los contenidos de la educación primaria.

Lo mejor ha sido la amenaza tipo Yasabenquién: "Vamos a hacer un movimiento pacífico porque somos pacifistas. Eso no quiere decir que claudiquemos en la lucha. Todo tiene sus momentos". Cierto, y es el momento de aclarar a cuál lucha no claudicarán: ¿la de los derechos de los maestros a vender, rentar o heredar su plaza? ¿La de conservar comisionados como los que denuncia Rubén Cortés en La Razón el pasado día 19?:

"Por ejemplo, el erario federal le paga ¡a sólo cuatro maestros comisionados en Hidalgo! un total de cuatro millones 911 mil 721 pesos en salario al mes, de acuerdo con el Fondo de Aportaciones para la Educación Básica.

"Uno de ellos es Rogelio Israel Mendoza Ríos (Clave del Centro de Trabajo Destino 13AGS0004R, correspondiente a Personal Comisionado a la Delegación Sindical Docente D-III-1) cobró en el segundo trimestre de 2012 cinco millones 206 mil 400 pesos: ¡57 mil 848 pesos por día!

"Lo peor es que en el país hay 22 mil 353 docentes comisionados, que realizan tareas administrativas y no al frente de grupo, los cuales generan un costo anual de mil 700 millones de pesos al presupuesto federal, de acuerdo con la asociación civil Mexicanos Primero."

Y La Maestra suelta artillería: "Nos reservamos el derecho a ejercer todos los recursos legales, sociales, políticos y pacíficos a nuestro alcance para garantizar el pleno respeto al empleo y a la dignidad de los trabajadores de la educación".

Los primeros en no garantizar esa dignidad son los maestros de las entidades más atrasadas, como Guerrero y Oaxaca, que rechazan la evaluación, la propia y la de sus alumnos, y queman los formatos para examinar alumnos porque —no se ve otra explicación— el nulo aprovechamiento del alumno denuncia la nula calidad del enseñante. ¿O queman las pruebas por otros motivos propios de "la lucha"?

La dueña del SNTE está dispuesta a reducir "la brecha científica y tecnológica con otras naciones", (aplausos), pero no dice cómo se logrará con maestros probadamente ineptos y alumnos que aprender a leer sin comprender lo que leen. Apoya la reforma educativa mientras no "se convierta en amenaza ni agravio para los maestros". ¿Y el agravio a las generaciones de mexicanos que llegan a noveno semestre de la carrera de Psicología y escriben en sus trabajos finales "soñarón", "dijerón" (porque acaban en –on), se resisten a leer un libro entero, uno, y sostienen que el primer presidente de México se llamó Maximiliano o Juárez (menos mal) o Porfirio Díaz? Conservo las pruebas del delito cometido por esos enseñantes de nada.

Gonzalo Rivas

Se investiga la muerte de dos normalistas en la refriega con policías al liberar una caseta de pago, ¿y el asesinato de Gonzalo Rivas, quemado vivo por esos normalistas al incendiar la gasolinera donde trabajaba?