20 vicios al debatir

publicado el 02 de septiembre de 2012 en «Milenio Diario»
columna: «se descubrió que...»

 

"Te insisto, ¿no puedes entender algo tan sencillo?: ese gato es mi perro". Estamos ante el método de discusión hoy en boga. "Que tres empresas ligadas a AMLO y sus tiempos de jefe de gobierno han cobrado casi 200 millones de pesos a gobierno del DF, sin concurso, sin licitación, dados por sus simpatías..." Respuesta: ¡Pero si no son más que tres, denuncia las de Peña Nieto, a ver, a ver...! ¿No conoces ninguna? ¡Porque nomás la traes contra un hombre honesto!

Es asunto de cantidad no de calidad en la Honestidad Valiente y la Austeridad Republicana, que financian al Movimiento de Regeneración Nacional y a la Coalición Movimiento Progresista. Por sacrosantas palabras rituales no queda. Se pueden barajar de otra forma: Honestidad Republicana y Austeridad Valiente: da igual y nadie notará la diferencia. Los baños en el Jordán del PT salinista purifican al peor pillo.

Peña Nieto es un priista común y silvestre. En cambio, el dueño de la Honestidad Valiente y la Austeridad Republicana, de la Regeneración y del Progresismo, se definió a sí mismo como Apóstol. El Apóstol solicitó su inscripción al PRI después de ocurridos el 2 de octubre y el 10 de junio. Llegó a presidente del PRI-Tabasco. Por entonces Peña Nieto aún traía pañales.

Así que, va el resumen que hace el Skeptical Inquirer en su número de julio-agosto, de los vicios más notables en la discusión de un tema por creyentes y herejes:

01. Hombre de paja (o espantapájaros). Tomamos los argumentos del opositor, los potenciamos hasta el ridículo y luego les damos de palos.

02. Correlación espuria. Suponemos que si un hecho sigue a otro es porque el primero lo causó.

03. Pendiente resbalosa. Afirmar que si permitimos que A ocurra la consecuencia será Z. Debemos evitar A por eso mismo.

04. Argumento ad hominem. Si lo dice un oponente a nuestros puntos de vista, debe ser falso. [Hace poco puse párrafos muy buenos en Facebook, a propósito sin nombre de autor ni de publicación para evitar este vicio del razonamiento].

05. Apelar a la emoción. Echar mano de emociones y no de argumentos: ¿Cómo pueden gastar en X habiendo tanta hambre en el mundo? Supone un acto de caridad cotidiano, sin observar que eso puede ser aún más destructivo.

06. La falacia falaz. Suponer que si un argumento está mal sustentado necesariamente es falso. La empleó Juan Pablo II en su disculpa a Galileo para escatimarle méritos.

07. Tu quoque. La supuesta exclamación de Julio César al ver entre quienes lo acuchillaban a su predilecto Brutus. Evitar una crítica regresando la acusación. La hemos visto en abundancia: Tres empresas afines a AMLO se llevaron sin licitar contratos por cerca de 200 millones. ¡Y por qué no mencionas no tres, sino tres mil de que se ha servido Peña Nieto!

08. Incredulidad personal. Como algo me resulta difícil de creer, debe entonces ser falso.

09. Solicitud especial. Mover la portería cuando se comprueba que nuestra afirmación es falsa. La honestidad de mi político preferido resulta derrumbada ante evidencias. ¿Y qué me dices de Z, que eso ha venido haciendo toda su vida? Fidel Castro ha encarcelado a toda su oposición. ¿Y por qué no mencionas lo que hizo Pinochet?... o Somoza o Hitler o Nabucodonosor, ¿ah, verdad?

10. Pregunta cargada. Construir una pregunta que no se puede responder sin aceptar culpabilidad. Tenemos el mejor ejemplo reciente: "El presidente Calderón debe responder ante el Pueblo de México si es o no alcohólico", lanza Carmen Aristegui. Si Calderón lo niega es mentiroso, si lo acepta el rumor queda probado.

11. El carro con la banda. Asumir que si mucha gente sigue a la bastonera y al tambor mayor de Z es prueba de la gran valía de Z.

12. Apelar a la autoridad. Los ejemplos abundan: eso lo condena San Pablo, aquello fue vapuleado por Fidel Castro.

13. Genética. Juzgar si algo es verdadero o falso según su procedencia. ¿Cómo puedes creerle a X medio?

14. Argumentación circular. La conclusión ya va incluida en la premisa: Es verdad porque lo dice la Biblia... Y Supermán, entonces, existe porque lo dicen sus historietas.

15. Apelar a la naturaleza. La publicidad está llena: "Producto ciento por ciento natural". El veneno de la cobra y la cicuta son ciento por ciento naturales... también.

16. Anécdota. Mi tía M se fumaba tres cajetillas al día y murió a los 89 años... en un choque de autobús.

17. La carga de la prueba. De nuevo Aristegui: el Pueblo de México exige al presidente Calderón que compruebe que no es alcohólico.

18. Ambigüedad. Señor agente: vengo sin luces en el túnel porque el letrero decía "encienda sus luces" y yo no las tengo, las tiene el auto.

19. No es mexicano. Juan dice que los mexicanos comen mucho chile. Antonio dice que él no. Luego no es un verdadero mexicano.

20. Blanco o negro. También lo hemos oído en estos tiempos: Si no estás conmigo estás contra mí.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas