Chanel y huipil -vs- gorra y mandil

publicado el 27 de agosto de 2012 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

"People will reject an offer of water, even when they are severely thirsty, if they perceive the offer to be unfair": La gente rechazará un ofrecimiento de agua aunque esté severamente sedienta, si percibe que el ofrecimiento es desleal, leonino, y se aprovecha de la sed, dice este 23 de agosto un estudio de Wellcome Trust. "Importantes implicaciones para comprender cómo los humanos toman decisiones que deben balancear lealtad e interés propio".

El estudio, conducido por Nick Wright, se publica en Scientific Reports con acceso abierto. Copyright ©2012 by AAAS, The American Association for the Advancement of Science. Contacto: Jen Middleton, j.middleton@wellcome.ac.uk.

Vemos una verdadera hijoputez de ricos y clasemedieros contra pobres: la lucha de clases en su nueva versión por la que señoras vestidas Cocó Chanel y universitarias de huipil bordado (que pagan a 3 pesos a las indias); los universitarios con camisetas del Che, pero con padres que pagan 80 mil pesos de colegiatura, son la neo-izquierda, mientras eso que estos mismos llaman en sus clases de sociología el "México profundo" sigue votando por el PRI contra viento y marea.

Son corruptos 20 millones de mexicanos que votaron por Peña Nieto, dicen sin sonrojo ni vergüenza ni datos ni una puta madre. Homo coyoacanensis-vs- Homo nacuus. El inolvidable Pablo Pascual, fundador de grupos y partidos de izquierda antes de que el PRI echeverrista nos los arrebatara y a las damas de Polanco les picara el mosco que produce castrolalia: hablar como Fidel Castro, decía: "Cuando oigo hablar del ‘México profundo’ no sé si deba ponerme una mascarilla de buzo...".

Lo que resta del YoSoy132 ignora las delirantes ocurrencias del Che: la homosexualidad es propia del capitalismo porque la causan las hormonas con que la burguesía, en su eterno afán de lucro a costa del pueblo, engorda rápido a los pollos para incrementar utilidades. Pero es curable por la Revolución si a los homosexuales se les reeduca cortando caña de sol a sol y con una que otra paliza en las cárceles a falta de las que les debieron poner sus padres. ¿Y las murmuraciones que desde 1959 acompañan a Raúl Castro? Será que comía pollo en la Sierra Maestra.

No es fácil comprar votos, y menos 5 millones de observadores lópezobradoristas fervorosos: a la gente le gusta el juego limpio y así se conduce, pobre o no.

Nadie ha logrado explicar cómo fue que los pobres, al fin corruptos, vendieron nomás su voto por la Presidencia, pero dieron al PRD una cantidad de senadores y diputados que nunca había tenido, más los gobiernos del Distrito Federal, Tabasco y Morelos. ¿No le alcanzó el dinero al PRI? Y otra incógnita: cómo fue que los pobres no siguieron las indicaciones del que se dijo Apóstol en Televisa: Cojan todo lo que les regalen, cómanse la carnada, pero no muerdan el anzuelo, recuerden que el voto es secreto. Al parecer lo olvidaron o no ocurrió así:

Vi muy de cerca gente pobre promoviendo el voto por el PRI. Les dieron una gorra con logo de Peña Nieto. A las mujeres también un mandil. Lo mismo hicieron el PRD y el PAN. Pasaron, días antes, con libretas del PRI, a anotar domicilios donde la gente respondía que votaría por el PRI. El 1 de julio hicieron lo que el PRD, el PAN y el IFE: invitar a votar. El IFE en abstracto, los promotores de cada partido nomás por los suyos. ¿Y les daban algo por ir a votar?, pregunté. No, señor, porque nomás íbamos a las casas con promesa de votar por el PRI. ¿Y alguna ayuda? Si uno tenía coche se llevaba a los que cupieran. ¿Y usted qué le dieron? Una gorra y un mandil... ¿Y votó por Peña? No pude, señor: cuando acabé ya me habían cerrado mi casilla.

Desde junio, veo una foto de Peña Nieto y su esposa junto a mi caja de herramientas. Luego tuvo un pedazo de vidrio encima. No, no le ha puesto veladora ni flores... todavía.

¿No les gusta ese México, damas de Chanel o huipil? Es el que hay. A mí tampoco me entusiasma. Pero, repito, es un descanso que gane el PRI que lleva esas siglas y no el PRI que no se atreve a decir su nombre, el PRI que nos dio cárcel a miles y promete a los zánganos del SME reinstalarlos en la Compañía de Luz y Fuerza para que sigan mamando 40 mil millones de pesos anuales.

¿Y los YoSoy132 ®? Es ya una franquicia, un cascarón que han llenado huestes del SME, la CNTE, el SNTE de Elba Esther, y todos los piratas y ambulantes que fueron carne de cañón del PRI y hoy lo son del PRD.