El caballo se domesticó una sola vez

publicado el 13 de mayo de 2012 en «Milenio Diario»
columna: «se descubrió que...»

 

El encontronazo de dos mundos, que no el encuentro, como quiso llamar la corrección política al descubrimiento de América por Colón, comenzó con ventajas inmediatas para los europeos: balas, acero y gérmenes. Un maravilloso libro hace la descripción: Guns, Germs and Steel, de Jared Diamond. También el asombro ante el caballo, y su empleo eficaz en la guerra, fue parte esencial de la Conquista.

La creencia de que en América no hubo caballos sigue extendida a pesar de que la arqueología ha encontrado osamentas de sus variedades americanas. Los pueblos americanos, con todo y que en las artes alcanzaron altas cumbres como el diseño de Teotihuacán, murales y esculturas de maravilla, no tuvieron una "edad de bronce" que, alrededor del IV milenio antes de nuestra era, sustituyó las hachas, puntas de piedra y cuchillos, propias del neolítico, por armas de bronce —aleación de cobre y estaño más dura que esos metales— en el área mediterránea de Europa y Asia Menor. Luego siguió una "edad de hierro" por el año 1,500 a.C.

El bronce y luego el hierro permitieron no únicamente mejores armas, sino la invención del arado en Egipto. Faltaba una bestia de tracción. En el sureste asiático fue el llamado búfalo de agua. A la domesticación del caballo con fines de tracción, transporte y guerra se le han dado muy diversas fechas, algunas que se remontan 30 mil años y hablan de domesticación por los neandertales. En la cueva de Lascaux, Francia, hay representaciones pictóricas de una especie de caballo, hoy extinguida, pero no de su empleo por los humanos primitivos. Se calculan unos 20 mil años a los murales de Lascaux y por lo mismo resulta impresionante la conservación de las pinturas que incluyen rojos muy vivos.

El caballo salvaje, como los humanos y otras especies, debió salir de Asia y pasar a América por el puente de Bering que unía lo que hoy son Siberia y Alaska. El caballo americano fue exterminado por los humanos: se los comieron. Entre los misterios de los pueblos americanos hay dos: que hayan creado juguetes con ruedas, pero no la hayan empleado para hacer una carretilla, como se les ocurrió a los egipcios, y no hayan intentado domesticar al caballo para transporte, tiro y guerra.

Por algunas décadas, señala nota publicada este 7 de mayo en el journal PNAS, hubo evidencias arqueológicas contradictorias, pero todas apuntaban hacia la misma área: las estepas de Eurasia. También la fama de magníficos jinetes de los cosacos, pueblo entre los ríos Don y Volga, amos de las estepas de Ucrania a Kazajstán, va en la misma dirección.

Investigadores de la Universidad de Cambridge, Inglaterra, han reconciliado varias teorías alternativas acerca de la domesticación del caballo: se originó en las estepas de lo que hoy es Ucrania, el suroeste de Rusia y el oeste de Kazajstán, con mezcla de diversas variedades de caballo salvaje.

El Equus ferus, nombre derivado del latín que nos da en español equino, equitación —así como del griego tenemos hipódromo: "calle para caballos"— se expandió fuera del este asiático hace unos 160 mil años, dice la nueva investigación. Esto es, mucho antes de que el Homo sapiens comenzara a expandirse fuera de África. Coinciden los investigadores en que se domesticó en la estepa eurasiática y encuentran pruebas de que las manadas fueron varias veces cruzadas con caballo salvaje propio de cada región.

Vera Warmuth, del departamento de Zoología en la Universidad de Cambridge, sostiene: "Nuestra investigación muestra con claridad que la población original que funda el caballo doméstico se origina en el oeste de la estepa euroasiática, un área donde se han encontrado las primeras evidencias de caballos domesticados. La dispersión de la domesticación del caballo fue diversa a la domesticación de otros animales en que las manadas se incrementaron con caballos salvajes de la región en una escala sin precedente".

El gran número de linajes femeninos había hecho pensar que la domesticación había ocurrido en varios lugares distintos. Los análisis de Cambridge explican esta variación de las hembras sin invocar múltiples domesticaciones, concluye Warmuth.

Sus investigaciones "proveen la primera evidencia genética para explicar la domesticación geográficamente restringida a la estepa euroasiática, y muestran que la enorme diversidad de las hembras es resultado de posteriores introducciones de manadas salvajes en las domésticas".

El empleo del caballo para la guerra, como ocurrió durante la Conquista de América, exigió una innovación mongola: el estribo. Solo apoyando los pies en estribos el jinete puede atacar puesto en pie. El carro de guerra fue la aplicación bélica de la rueda.

DE

Taza de café, copa de vino, botella de tequila, costal de cemento, plato de mole, cartón de cerveza y así vaso de agua: todo lo que está lleno se expresa en español, hace mil años, con la preposición DE.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

páginas vistas

google+

desquehacerados