República democrática de Oaxaca, ya

publicado el 30 de mayo de 2011 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

Queridos amigos Guajaqueños: Texas se separó de México en 1836, y miren lo bien que les va. Quien encuentra petróleo se vuelve rico, toda su petroquímica produce utilidades (hasta una planta que tiene por allá Pemex es la única en la que no pierde), es un estado muy rico en el país más rico del mundo y de la Historia del mundo. Deben ustedes declarar su independencia. Les sugiero el grito que todavía nos cobran los texanos: Remember the Alamo!

En Oaxaca, cada año es la misma historia de patanes que cobran por tener al estado en el último lugar educativo de un país en los últimos lugares entre los de su talla: la sección 22 del SNTE. Presenta un "pliego petitorio", o chantaje, con 80 demandas. Algunas los desnudan: "Anulación de la Alianza por la Calidad Educativa": los maestros no quieren ser evaluados ni que se evalúe el resultado de la calidad en la educación impartida: los alumnos. Derogar la actual Ley del ISSSTE aunque eso no está en manos de ningún gobernador. Tampoco les gustan "las reformas estructurales, la reforma laboral y demás agresiones a la clase trabajadora", sólo que son reformas que no se han hecho.

Regularizar 3 mil trabajadores eventuales, pero sin ser auditados, luego de que Función Pública les detectara 10 mil aviadores. Repartir mil 100 millones de pesos, etcétera.

Oaxaca exige 570 municipios para un territorio poco mayor que Tamaulipas, con 43. Una mayoría se rige por leyes especiales que prohíben a sus mujeres tener cargos públicos.

Bajo la consigna "Aquí en este pueblo mandamos los hombres", vecinos de San Juan Cotzocón intentaron quemar viva a la tesorera de la localidad después de exhibirla desnuda ante la población, señala Proceso, 10 de mayo.

"El profesor Melchor Agripino Guzmán Cruz, miembro de la Sección 22 del SNTE [¡por supuesto!], ordenó linchar a la tesorera Evitelia Pacheco Ramírez, cuyo delito, según narró un testigo, fue encabezar, con otras dos mujeres, el gobierno en la agencia municipal de Emiliano Zapata".

Oaxaca recibe de la Federación más del 95 por ciento de sus ingresos. Lo demás es turismo, que ahuyentan cada año, platos de barro chuecos y mole negro, perfecto para ocultar moscas y cucarachas.

Lo mejor sería que un general oaxaqueño patriótico independizara ese estado y con los appos funde la República Democrática de Oaxaca. Y nos exijan pasaporte y visa para cruzar sus fronteras. Como el estado expulsa población, la seguiremos admitiendo sin visa como obra caritativa. Su presidente podría modificar el ISSSTE a placer. O esfumarlo.

En el 2006, a título de ya nadie recuerda qué, los de la APPO incendiaron edificios, archivos, autos, transportes públicos, asesinaron a un maestro por dar clase y a un joven por mover una piedra que impedía el paso de su auto a su cochera. El grito era: ¡Ya cayó, ya cayó, Ulises ya cayó! Ulises no cayó. Entregó el gobierno a un sucesor elegido por voto universal y directo, una alianza PAN-PRD y otros, bendecida por AMLO, que, aliado con Peña Nieto, despotrica contra una igual en el Estado de México. El dirigente de los appos, Flavio Sosa, recibió en pago del secuestro de su ciudad capital una diputación del PT, partido que crearon los hermanos Salinas de Gortari para oponer al PRD.

El diputado Sosa se lleva, como todos, un buen medio millón de pesos al mes, entre su salario, notas de restoranes de lujo, auto, chofer, gasolina, secretarias y seguro médico privado (no quieren ISSSTE). Un "movimiento" pagado con medio millón de pesos mensuales... más lo que caiga por comisiones y otros asuntos.

Azael Santiago Chepi, secretario general de la Sección 22, ¿cuánto a que será diputado en las próximas elecciones federales?

Narcos felices

"El crimen organizado planeó la marcha contra la Marina en Saltillo", reporta MILENIO. Javier Sicilia se indigna porque se envíen más tropas a las zonas con crimen desbordado. El primer secretario de Seguridad Pública que da magníficos resultados, Genaro García Luna, puede quedar sin nacionalidad mexicana por aceptar una medalla de Colombia antes de que la Comisión Permanente le diera el permiso solicitado (y él cayó en el garlito). El Negro Radilla, detenido por el asesinato de los jóvenes entre quienes estaba el hijo de Sicilia, ríe feliz: quien lo apresó pagará por ello. Bravo mexicanos: nomás recuerden cuando tuvimos una guerra civil en plena invasión de EU en 1847. Así nos va. Por suerte para California y otros estados, perdimos.

De cómo los ricos lo vuelven a ser después de la Revolución, Olga (Planeta, 2010).