Las preguntas de los expertos

publicado el 04 de mayo de 2009 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

En el último número de Science, 1 de mayo, Jon Cohen y Martin Enserink presentan una magnífica nota acerca de la epidemia de influenza, su inicio y la situación hasta el momento. Aquí va un resumen.

Aunque México empezó a presentar un número inusualmente alto de hospitalizaciones por problemas respiratorios a fines de marzo, no se realizó investigación del hecho porque se traslapaba con el final de la temporada de influenza o resfriado común, que va de octubre a marzo. Se vio como el final de la racha aunque había otro dato extraño: los afectados por la influenza estacional son, principalmente, bebés y ancianos, entre quienes ocurren algunas decenas de muertes por complicaciones pulmonares sin que eso dispare alarma alguna. Pero los enfermos mexicanos de finales de marzo eran adultos jóvenes en su mayoría.

En California ocurrieron también dos casos de influenza fuera de lo común. Se analizaron en el laboratorio del Naval Health Research Center (NHRC), en San Diego, donde, como parte de otros estudios, se realizan pruebas sofisticadas de influenza. Las pruebas comunes determinan si el virus corresponde a la variedad A o B. Las pruebas en desarrollo analizan subtipos específicos basados en dos proteínas de la superficie viral, hemaglutinina (H) y neuraminidasa (N). De donde tenemos las letras que distinguen al virus del brote actual: es variedad A con H1 y N1. El virus de la influenza aviar, de hace seis años en China, era H5.

El laboratorio de la Marina de EU envió sus muestras a los Centers for Disease Control and Prevention (CDC), de Atlanta, porque en conjunto conducen el Border Infectious Disease Surveillance Project, así como otro sistema del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

Richard Besser, director de los CDC, dice que todavía están ellos tomando decisiones "con información incompleta". Parte del problema es que las infecciones de humanos por influenza porcina han sido muy escasamente documentadas. El virólogo Christopher Olsen, de la Universidad de Wisconsin, es coautor de un estudio que, en 2007, no encontró más de 50 casos en toda la literatura biomédica a partir de 1958. Durante los últimos 12 años, surgieron varios nuevos genotipos de influenza en los puercos, lo que da "una imagen que confunde mucho", dice Olsen.

Los investigadores querrían saber si un virus debe mutar para ir de puercos a humanos, y si, como en el caso de la influenza aviar en humanos, una mutación específica lo hace más virulento. "Hay la sensación de que una vez que conoces la secuencia (genética) conoces todo acerca de un virus, pero no es así", dice el virólogo Robert Webster, del Saint Jude Children’s Research Hospital, en Memphis, Tennessee.

Los CDC y PHAC (la Marina) han encontrado que la cepa H1N1 combina piezas de influenza de puercos de América del Norte y de virus de aves, junto con secuencias genéticas de humanos y puercos de Europa y Asia. "Es realmente una mezcla vieja muy grande", dice Webster.

Ambos virólogos enfatizan que el brote no necesariamente se originó en México sólo porque los primeros casos aparecieron aquí. El cerdo que transmitió el virus pudo ser importado al país, o la primera transmisión a humanos ocurrir en otra parte.

La Organización Mundial de la Salud ya está tratando la producción de vacunas con los laboratorios. El problema es que el virus se cultiva en huevos de gallina y eso limita la producción a unos 400 millones de dosis. Expandir esa producción tendría que ser a expensas de la vacuna para influenza estacional, señala el experto David Fedson... y eso podría resultar en más alta mortalidad causada por las tres cepas estacionales comunes, las de la gripa anual.

Estamos apostando en un casino, dice Fedson: ¿producimos la nueva vacuna y no tenemos para la estación de gripas 2009-2010? En cuanto a medicamentos, muchos países han acumulado suficientes desde la influenza aviar de 2003. Hay al menos 220 millones de tratamientos en stock, dice una vocera de Roche, principal productor de Tamiflu. Y podría disparar su producción a unos 400 millones de tratamientos anuales. Además, hay diez productores de lo mismo como genérico bajo licencia de Roche.

Señala John Brownstein, de HealthMap, que los primeros reportes acerca de enfermedad respiratoria aparecieron en un diario mexicano el 1 de abril. "Pero hubo otros 300 reportes simultáneos, ¿qué hizo diferente a uno? Debemos regresar y ver si hubo una firma que debimos recoger".