Mexicanos tiquis miquis

publicado el 27 de abril de 2009 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

Los primeros en hacer caricatura de sí mismos son los mexicanos. ¿No se ponen esos ridículos sombrerotes, que nadie jamás ha usado nunca, y llevan a los estadios de futbol con una banderita en la copa picuda? ¿No joden en los aviones tratando de retacar esos esperpentos en los maleteros? Dan risa cuando se los ponen. Y ellos tan orondos. ¿Y no se quitan la camiseta para mostrar su panzota?

Pero unas hamburguesas anuncian su modelo tex-mex con dos caricaturas: un texano y un mexicano. Con eso los diputados, que han impedido la inversión en refinerías y en exploración de petróleo, se mesan los cabellos y arrancan las barbas, Jeremías y Lloronas: "Ay, mis hijos", porque el mexicano de la caricatura es... una caricatura. Llegaron a amenazar con echar de México esa atrevida compañía... sin importarles los desempleados que dejaría porque ellos tienen magnifico empleo: salarios, pagos de bebidas y alimentos en El Cardenal, vapores, masajes y manicure, viajes a todo lujo de los que no aprenden nada.

Los texanos, sin complejo de inferioridad, no protestan por el texano del anuncio; los gringos nunca han enviado una reclamación por los miles de tíos Sam vestidos con la bandera de Estados Unidos: están seguros de sí mismos. Pero diputados chaparros y panzones, se ofenden porque el mexicano de la caricatura es chaparro y panzón, y traiga de jorongo la bandera de México... que los mexicanos se amarran de capa en los juegos.

No tienen qué hacer. Mientras la Cuba comunista llama compañías españolas, noruegas y brasileñas (y Brasil, como España, era un país sin petróleo) para explorar sus aguas profundas, en México eso se considera traición a la patria. Y nos quedamos mirando.

Algunos fabricantes de sombreros charros comenzaron a exagerarlos para vender a los turistas más tontos: sombreros colorados con lentejuelas doradas y cosas así que nunca un charro de Tepa se pondría. Los gringos compran esas ridiculeces para reírse, y los fabricantes, mexicanos, los hacen porque se venden. Pero ya he visto mariachis que los traen puestos. ¡Eso, que se vendía en los aeropuertos para gringa mensa, se lo plantan y son caricaturas de sí mismos!

Las jeremiadas se escuchan por una caricatura boba, no porque los texanos estén ya perforando en los yacimientos petroleros que compartimos y los cubanos lo hagan pronto... secándolos antes de que México se decida a meter su popote al vaso común. Y nuestro Rey Sol tropical hace burla de "la teoría del popote". Cree, pobre hombre, que la naturaleza respeta fronteras.

Pemex tiene un sindicato corrupto hasta la médula que logra lo imposible en el mundo: pérdidas en todas y cada una de las refinerías, salvo la que está en Texas, a donde debió irse Pemex para poder asociarse con capital extranjero... y donde no tiene control el sindicato de maleantes que entregó al PRI mil millones para su campaña presidencial.

Juarismo: Entre los hombres como entre las naciones, no hay nada peor que toparse con un acomplejado: se ofende de todo lo menor y descuida lo mayor.

La vergüenza de Perelló

Marcelino Perelló insiste (Excélsior 21.IV) [1] en hacerme parte de lo que llama la versión waldisneyana del 68... la que él sostenía hace 5 años (Letras Libres, IX.03) [2]. Es de carcajada, porque llevo 30 años cosechando desde caras largas e insultos, hasta mi despido de La Jornada por sostener lo contrario: la fiesta de agosto y la confusión de octubre. Los 30 que él llevaba callado. Lo invade una bien merecida vergüenza de no haber estado entre quienes, a horas de que el Ejército entregara la CU, llegamos. Escribí que llegué a la CU "armado de mis huevos", esto es sin guardias ni columnas de seguridad. Él leyó "con los huevos amarrados". Leer a Freud le daría la clave de su error.

Entiendo su vergüenza, pero no le puedo permitir la vileza de acusar, a los que sí llegamos a donde él no se atrevió por falta de huevos, CU, de formar las columnas armadas que, en versión de aquel gobierno y ahora de Perelló, atacaron al Ejército. Está aclarado que fue el Batallón Olimpia según actas ante el MP de sus propios heridos. Pero Marcelino sigue escondido y no se entera de nada.

Disculpa

El lunes pasado [3] corté dos líneas por motivo de espacio en las que me refería al GDF y su monjil expropiación de un hotel de paso. El exabrupto final era para esas autoridades. Me han señalado la ambigüedad y me disculpo con los amigos que lo hayan tomado para sí.

 


[1] Lo siento, pero es complicado. [2] El 68, cartas cruzadas. [3] Terror en el DF.

Artículo relacionado: Perelló: retraso de 40 años.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas