Peleles, golpistas y, encima, fracasados

publicado el 11 de diciembre de 2006 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

"Pelele: Figura humana de paja o trapos..." Felipe Calderón tuvo su primer triunfo cuando se impuso, contra la voluntad del presidente Fox, como candidato del PAN. Luego redirigió su campaña contra la línea impuesta por el nefasto Espino; la modificó a fondo y le imprimió el estilo personal que lo llevó a ganar la Presidencia. No le debe nada a nadie: comenzó por vencer dentro de su propio partido. "Pelele", ¿de quién?

Peleles, títeres y lacayos, de Amlo, son los diputados y senadores del PRD, que repiten como loros la cantaleta del fraude jamás probado, y con el que ganaron sus curules. Dan tristeza repitiendo La Voz del Amo. Pero es risa lo que produce el coordinador de los senadores perredistas, Carlos Navarrete, con su lloriqueo: "Es que estamos muy agraviados". Por eso intentaron un golpe de Estado desde el Poder Legislativo: impedir la protesta de Calderón para luego buscar cobijo en el confuso artículo 85 constitucional y elegir un presidente interino.

Fracasaron como golpistas y quedaron como gallinero bochornoso. Pero, con frase del titiritero que los mueve: "No hay mal que por bien no venga" (¿o lo dijo al revés?, luego le ocurre), evidenciaron el agujero constitucional por donde es posible el golpe de Estado legislativo. El legislador del viejo régimen previó la inasistencia del presidente electo, pero ni siquiera imaginó la inasistencia del Congreso a su propia sede para escuchar la protesta. Castigó así únicamente a una de las partes. Y no vio que dejaba a la otra, los legisladores, la puerta abierta para, por simple inasistencia, impedir la toma de protesta, o vender caro el quórum, como está haciendo el PRI. Debería quedar claro que acudir a una sesión del Congreso citada para, y sólo para, escuchar la protesta del nuevo presidente de la República no es favor de los legisladores, es su obligación ineludible.

Si la inasistencia del presidente electo a la sesión es castigada tan severamente, la de los legisladores debe recibir igual trato: "En caso de no haber quórum a la hora citada, se extenderá nueva convocatoria para una hora después. Si tampoco hubiere quórum en esta segunda cita, el Congreso de la Unión quedará disuelto y se llamará a nuevas elecciones de legisladores." ¿Qué tal? A ver si no se la piensan dos veces.

Que urge una nueva y bien meditada Constitución lo hacen evidente hasta las notorias confusiones y descuidos de la vigente. Confusión: el artículo 85 dice: "Si al comenzar un período constitucional no se presentase el Presidente electo..." el Congreso designa un interino. Pero no indica que "presentarse" deba ser "ante el Congreso". No está escrito. "Si no se presentase" ¿en dónde carajos? Si Calderón no hubiera logrado evadir las cadenas y pilas de curules arrimadas por los lacayos y peleles del mesías, el PRD pretendía designar presidente interino. Pero, con la redacción actual del artículo 85, al Presidente le basta con presentarse... a trabajar en su despacho.

Descuidos: El artículo 83 dice "electo popularmente" en vez de "elegido popularmente". Confunde así no sólo el adjetivo "electo" con el participio pasado "elegido", sino el uso jurídico que la misma Constitución asigna a cada uno: electo es el funcionario que, habiendo sido elegido, aún no toma posesión de su cargo. Calderón ya no es presidente electo, sino constitucional, pero es el presidente elegido por la mayoría. El artículo 87 dice que "protestará ante el Congreso... la siguiente protesta..."

Algunos son detalles, pero no lo es el dejar en manos del Congreso la oportunidad de dar un golpe de Estado con el sencillo expediente de impedir la sesión. Urge añadir la contraparte: qué ocurre si el Congreso no se presenta o no se instala porque no le da la gana. Sencillo: queda disuelto. Verán que no vuelven a coquetear con la idea.

Genocidio y Echeverría

Dice nota aparecida en la prensa: "De acuerdo con la resolución del magistrado, el plan para terminar con el movimiento estudiantil de 1968 no radicaba únicamente en detener a los líderes, sino en exterminar a todos los que conformaban a dicho grupo nacional(...) Esa es una de las principales pruebas que aportó la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado". Pero esa "prueba" prueba precisamente lo contrario, dado que a los dirigentes nos tuvieron presos, a todos, y nos dejaron vivos... a todos.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas