La familiaridad empeora la elección de regalos

publicado el 10 de diciembre de 2006 en «Milenio Diario»
columna: «se descubrió que...»

 

¿Por qué somos tan malos al predecir los gustos de quienes más amamos? Un nuevo estudio en el número de diciembre del Journal of Consumer Research presenta un hallazgo totalmente contra-intuitivo: la familiaridad con otra persona no facilita acertar con el regalo adecuado, en realidad nos lleva a predecir sus gustos con mayor dificultad.

Otras investigaciones han argumentado que la causa de este tipo de percepción errónea de los gustos viene por falta de información. Pero Davy Lerouge, de la Universidad Tilburg, en Holanda, y Luk Warlop, de la Universidad Katholieke, Bélgica, encontraron que compramos regalos indeseables hasta cuando tenemos pleno conocimiento de la persona. De hecho, con frecuencia tenemos mayor dificultad en comprender los gustos de quienes conocemos mucho.

Así ocurre no sólo porque nos sentimos en exceso confiados acerca de que escogeremos algo que le gustará a una persona bien conocida, sino porque nuestra tendencia a asumir que somos muy similares a quienes amamos también nos motiva a ignorar señales que no apoyen nuestras nociones preconcebidas.

"Nuestros resultados sugieren que la familiaridad conduce a conceder un gran peso a la información previamente guardada", escriben los autores. La información previa que la gente posee acerca de sus compañeros es extensa. Este elaborado conocimiento nos convierte en predictores tan confiados que ni siquiera ponemos atención a retroalimentación en otro sentido.

Las parejas que participaron en el estudio, las cuales habían estado saliendo por al menos seis meses, resultaron más inclinadas a poner atención a los gustos de su compañero cuando se les dijo que eran los de un completo extraño.

Contacto: Suzanne Wu, University of Chicago Press Journals.

Viagra... contra el cáncer

El sildenafil (Viagra) y otras drogas contra la disfunción eréctil han mostrado un nuevo poder: desenmascaran las células cancerosas ocultas al sistema inmunitario y así permiten que este sistema reconozca la enfermedad y la ataque, dicen científicos del Kimmel Cancer Center de Johns Hopkins.

Pruebas realizadas en ratones con tumores de colon y de pecho implantados, mostraron una disminución a la mitad y a la tercera parte del tamaño en los tumores de ratones tratados con sildenafil. En cambio, en ratones diseñados para carecer de sistema inmunitario, los tumores no se afectaron con sildenafil, lo cual prueba en principio que la droga no actúa en forma directa sobre el tumor, sino permite la acción del sistema de inmunidad.

En su reporte publicado en el número del 27 de noviembre del Journal of Experimental Medicine, el equipo del Hopkins sostiene que niveles elevados del mensajero químico llamado óxido nítrico parecen apagar los distractores que mantienen al sistema de inmunidad ignorante de los tumores, y una vez apagada la distracción, enjambres de células T atacan los tumores cancerosos al detectarlos sin camuflaje.

El Sildenafil, comercializado como Viagra para tratar la disfunción eréctil en millones de hombres, aumenta el efecto del óxido nítrico en el cuerpo cavernoso del pene, así activa un complejo mecanismo que acaba por dilatar los vasos sanguíneos y producir una erección.

A la vez, desalienta el trabajo de las células que ocultan al cáncer, y éste se evidencia ante el sistema de inmunidad.

El estudio, conducido por Ivan Borrello, encontró que los tumores cancerosos explotan a su favor las células productoras de óxido nítrico para hacerlas crear una suerte de "niebla", tras la que se ocultan de los linfocitos que deberían atacarlos. Las células productoras de óxido nítrico lo emplean para devolver el sistema inmunitario a su nivel de vigilancia después de ocurrido un "modo de ataque" contra material extraño. Esa función desactivadora de la inmunidad es la que explota el cáncer. El sildenafil parece revertir este proceso al detener la producción de óxido nítrico en el sistema de inmunidad corporal y así permite que las células defensoras "vean" el cáncer y lo ataquen, dice Paolo Serafini, principal autor del artículo.

Contacto: Vanessa Wasta, Johns Hopkins Medical Institutions: Erectile dysfunction drugs heighten natural anti-cancer activity.

Aunque usted no lo crea

Este artículo se me regresó con la siguiente leyenda: "Este mensaje ha sido bloqueado por la Universidad Autónoma de Guadalajara porque contiene una palabra que está prohibida". Ensayé a enviar palabras y ¿sabe cuál se regresó? ¡Viagra! En pleno siglo XXI.