Sana, sana, colita de rana...

publicado el 18 de septiembre de 2006 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

Gancho directo al hígado, eso es la misiva que, aunque titulada "De Cuauhtémoc Cárdenas a Elena Poniatowska", está dirigida en realidad a López Obrador, o quizá más bien al número decreciente de sus devotos. Que ese número agoniza a partir de los graves desvaríos en la conducción unipersonal de López Obrador, dan idea los datos de la encuesta publicada hace una semana por la casa Ulises Beltrán y Asociados: Apenas 5 por ciento aprueba los plantones en el DF; 86 por ciento está en desacuerdo con la toma de la tribuna en la Cámara de Diputados; casi 35 por ciento votó por López Obrador, pero hoy sólo votaría 18 por ciento; 71 por ciento lo percibe "fuera de sí", 74 "intransigente" y 76 desesperado". Esa muestra expresa el sentir de la población nacional con escaso margen de error estadístico. En resumen: acabó López Obrador con su carrera. Sólo falta que, declarado "presidente itinerante", vaya de pueblo en pueblo con la música del convite a su "república", haciéndole competencia al circo Atayde.

La carta de Cárdenas responde a un disparate de Poniatowska, quien, autosuperándose, afirmó en La Jornada que Marcos, Patricia Mercado y Cárdenas no apoyaron a López Obrador "por envidia". Agradezcamos a Elena esa aberración porque produjo el detallado recuento, por Cárdenas, de sus graves diferencias con Amlo. Comienza el ingeniero equivocándose: "Nunca exigimos incondicionalidad ni subordinación en nuestra relación". No, ésa es y ha sido siempre la exigencia de López: silencio, como ordenó en el Zócalo a los que quisieran irse.

Luego hace mención Cárdenas del desprecio con el que trata Amlo "la afanosa intervención (de México) en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que en la práctica sólo vino a complicar aún más nuestra situación internacional." Esto es, Amlo opina que la oposición mexicana a la guerra contra Irak nomás nos complicó la vida. Se entiende que entre sus colaboradores esté Arreola, el más fiero defensor de la guerra de Bush.

Afirma El Peje que "los sueños de ver a México como gran protagonista en el concierto de las naciones son sólo eso: espejismos protagónicos para alimentar ambiciones personales que nada tienen que ver con el país real". A lo que responde Cárdenas recordando que así desconoce logros de la política exterior mexicana como la Carta de Derechos y Deberes Económicos de los Estados, o el liderazgo en el grupo Contadora para la pacificación de Centroamérica.

Evoca Cuauhtémoc cómo en la gestión de López Obrador fue bloqueada la Ley de Sociedades de Convivencia. Y le falta señalar que lo hizo por mandato expreso del cardenal. Algunos párrafos son aún más duros. Dice en apariencia a Elena, en realidad al país:

"Reconocerás que en el círculo de colaboradores cercanos de Andrés Manuel se encuentran algunos de los que instrumentaron el fraude electoral y la imposición en 1988 desde el gobierno, el PRI, la Cámara de Diputados y la Comisión Federal Electoral, que impuso la banda presidencial a Carlos Salinas (...)

"Además, el que instrumentó la privatización del Canal 13 de la televisión; el que ha declarado que el proyecto económico de Andrés Manuel es el mismo que el de Carlos Salinas; el que pretendió promover la reelección de éste." Ninguno ha dado explicación "sobre su cambio de piel política", reprocha.

Luego se refiere Cárdenas a la postulación por la coalición de "candidatos con posiciones públicas contrarias a los principios del PRD". Hace mención de la vergonzosa reforma a la Ley de Radio y Televisión y se conduele de dar otro golpe como habría sido el de refregar que fue aprobada de forma unánime por los diputados del PRD.

"Yendo a otros temas", sigue Cárdenas la golpiza, "me preocupa profundamente la intolerancia y satanización, la actitud dogmática que priva en el entorno de Andrés Manuel para quienes no aceptamos incondicionalmente sus propuestas y cuestionamos sus puntos de vista y sus decisiones, pues con ello se contradicen principios fundamentales de la democracia (...)"

Le faltó recordar que AMLO jamás se ha deslindado de las actividades de sus secretarios, Bejarano y Ponce, moviendo millones de dólares de los que todavía nada sabemos. Que entregó obra pública multimillonaria sin concurso y que regaló terrenos de la ciudad a la Iglesia católica. Al parecer no quiso ensañarse. Pero qué paliza.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas