El avispón, la telaraña y el cochinito

publicado el 19 de junio de 2006 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

Dijo Jonathan Swift hace más de 300 años: "Las leyes son como telarañas, que son capaces de atrapar pequeñas moscas, pero dejan que las avispas y avispones las atraviesen".

Hace ocho días publicó El Economista, en su primera plana y firmada por su director general, Luis Enrique Mercado, una amplia nota con el encabezado: "Extorsión, robo y chantaje en la campaña de AMLO. Documentos en poder de El Economista revelan que cuando AMLO era jefe de Gobierno se decidió obtener dinero para financiar su campaña, a través de inflar los presupuestos de las obras públicas y robando los sobrecostos." Hacer su "cochinito", pues. No para comprar casa en Miami, sino para llegar a la Presidencia: el fin justifica los medios.

Era un secreto a voces desde que René Bejarano empleó la mayoría perredista en la Asamblea Legislativa del DF para encubrir por 10 años los costos del fragmento de segundo piso y el distribuidor vial. Sólo así podemos entender el bombardeo mediático de quien juraba no tener dinero para anunciarse en TV y por eso verse obligado a recorrer en camión el país de los pobres: encienda la tele o el radio y no pasarán 10 minutos antes de que aparezca un spot de tan pobre candidato.

No ha habido respuesta legal a la primera plana de El Economista, a pesar de que hace acusaciones tan graves como estas: "Los gastos de campaña de Andrés Manuel López Obrador estarían financiados con dinero ilícito obtenido a través de la extorsión, el chantaje y el saqueo que el gobierno perredista hace en la Ciudad de México.

"Documentos en poder de El Economista revelan que cuando López Obrador era jefe de Gobierno de la ciudad se decidió obtener dinero para financiar su campaña presidencial, inflando los presupuestos de la obras públicas y robándose los sobre costos; chantajear a los proveedores del Gobierno del Distrito Federal a cambio de recibir obras públicas y extorsionar a vendedores ambulantes, giros negros, taxistas y microbuseros y a la policía capitalina". El hecho era conocido y todos vimos por TV al empresario Carlos Ahumada entregando el precio de la extorsión a René Bejarano, secretario particular de López Obrador y luego pastor de la Asamblea; todos vimos a Gustavo Ponce, secretario de Finanzas de López Obrador, jugando en Las Vegas y supimos cómo pudo huir y esconderse en territorio perredista antes de ser atrapado por la PGR, a pesar de sus salvadores en el GDF. Pero no habíamos leído el plan; esa es la novedad que entregó El Economista: los apuntes de Claudia Sheinbaum.

"La estrategia para buscar recursos adicionales a los del IFE para financiar las ambiciones políticas de López Obrador se inició en 2003. En abril de ese año, CSP (Claudia Sheinbaum Pardo) puso en blanco y negro la estrategia para financiar la campaña de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República y estableció que habría que usar todas las fuentes de dinero de que dispone el Distrito Federal para conseguirlo".

También ya lo sabíamos: los burócratas obligados a entregar un 10 por ciento de su salario, los policías en el mismo caso, los ambulantes tolerados mientras paguen su cuota. Pero no conocíamos los términos fríos de la planeación, ni el cinismo extremo que no olvida que, una vez obtenido el dinero para la campaña presidencial "se deben buscar mecanismos para su aplicación de manera que no puedan ser contabilizados en los topes de campaña".

Los medios se justifican por el bondadoso fin de "combatir la desigualdad". Pero eso fue falso en el DF: la entidad federativa que dejó con el más alto índice de desempleo. En el país la media del desempleo fue de 3.7, mientras en el DF llegó a 4.7 por ciento. Es decir, el crecimiento del desempleo en el Distrito Federal hizo empeorar el promedio nacional.

Como en los tiempos del presidente Luis Echeverría, es la retórica lo único que suena a "combate contra la desigualdad". Pero los hechos de aquel negro sexenio, hoy añorado por el priismo del PRD, fueron causa de mayor empobrecimiento. Así tuvimos en 1976 la primera de las grandes crisis económicas que fueron haciendo miserables a los pobres y pobre a la clase media. El resultado de la receta que ahora nos vuelve a ofrecer ese PRI dentro del PRD fue más desigualdad, más miseria. Ya lo vivimos. Y a muchos nos bastó con una vez.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas