Ah, la "izquierda"

publicado el 01 de mayo de 2006 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

No es lo mismo el gobierno perredista de Lázaro Cárdenas Batel que los gobiernos perredistas de Zeferino Torreblanca, en Guerrero, y Félix Salgado Macedonio (a) El Loco, en Acapulco. El gobierno de Lázaro enfrenta una provocación montada por el cacique y amo del sindicato minero, Napoleón el Pequeño. Lázaro no combate trabajadores que exigen mejoras en salarios y prestaciones. Esto ya lo obtuvieron los mineros, y ampliamente, hace apenas ocho meses. No, Lázaro se halla ante el secuestro de una empresa estratégica con el solo fin de perpetuar al líder sindical responsable de las ínfimas condiciones de trabajo que llevaron a la explosión de una mina en Coahuila, ese líder que acepta 450 pesos a la semana para quienes arriesgan y pierden sus vidas en el socavón.

Ante el cierre ilegal de Sicartsa, principal proveedora del hierro y el acero en México, y la previa declaración de inexistencia de la huelga por Conciliación y Arbitraje, la autoridad del estado de Michoacán no tenía otra alternativa que la aplicación de la ley y el uso de la fuerza necesaria para liberar las instalaciones, estratégicas para el país. Lo que se hace ante el secuestro de una persona. Pero la pésima planeación del operativo y los traidores a Lázaro en las propias filas del PRD, que previnieron al charrismo secuestrador de la siderúrgica, condujeron al desastre que vimos.

Indigna el suave trato que reciben en la prensa los secuaces de Napoleón Gómez, el "líder minero" que jamás en su vida fue minero, que heredó el puesto de su difunto padre, que tiene cuentas bancarias y mansiones en todo el mundo. "Obreros", "trabajadores" y demás eufemismos encubren el hecho real de que la ocupación de la siderúrgica no se dio por salarios ni prestaciones, sino en defensa del charro sindical que sigue prófugo de la justicia.

El "síndrome del 68" paraliza a las autoridades. La policía, atacada con trascavos gigantes de la acerera, conducidos por defensores de Napoleón, y bajo los disparos de pelotas de acero lanzadas con hondas... ¿no podía disparar sus armas? ¿Y entonces para cuándo son si no pueden utilizarse ni para salvar la propia vida? Recordemos Tláhuac: una multitud linchó a tres investigadores y quemó vivos a dos de ellos, ante las cámaras de tv (que sí llegó), porque Marcelo Ebrard prefirió sacrificarlos a cargar con el "estigma" de haber magullado a algunos de los linchadores enloquecidos que golpearon, torturaron y prendieron fuego a dos jóvenes policías.

La policía no puede disparar contra un delincuente caído, como hizo en Acapulco. Pero, ¿está obligada a sólo oponer sus escudos ante una lluvia de pelotas de acero y bulldozers? Estaríamos ahora acusando a Cárdenas Batel de lo mismo que a Ebrard: de sacrificar con fines electoreros vidas de policías. Total: como el cohetero.

El error no fue la operación misma, sino el olvido de que el PRD no es un partido confiable, sino un caldero de bruja lleno de tribus, grillos, hiel, corrientes, patas de rana, y 70 por ciento de tarántulas priistas y pejelagartones con sus usos y costumbres intactos, caldero en donde todos se meten zancadilla. Y los Cárdenas están en la mira de cuantos se indignan por su alejamiento de El Peje. El PRI siempre se ha cobrado de esa manera las deudas. No podría ser distinto el PRID. No saberlo fue una ingenuidad de Lázaro Cárdenas Batel.

¿Y Acapulco? Saque usted sus conclusiones:

  • 1. El narcomenudeo se eleva 762 por ciento en el DF bajo el gobierno perredista.
  • 2. El sup Marcos acusa: el PRD impulsa el narcotráfico de la capital.
  • 3. Los acapulqueños cometen la frivolidad tropical y guapachosa de elegir alcalde a Félix Salgado (a) El Loco, y en sólo cuestión de meses "en Acapulco se ha consolidado la venta y distribución de droga al menudeo..." "Los primos y socios de Joaquín El Chapo Guzmán y Los Zetas, sicarios del cártel del Golfo, se pelean cuerpo a cuerpo el puerto de Acapulco", afirma el subsecretario de Política Criminal de la SSP. Las disputas son por esquinas, por plazas... relata Vicente Hernández en MILENIO. Balaceras, ejecuciones de criminales por policías, policías decapitados, autos en llamas... Todo eso en el principal centro turístico de México ¿gobernado? por el PRD. Eso sí que es guerra sucia, no decir que la capital está endeudada.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas