La fe y la perfidia

publicado el 23 de mayo de 2005 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

—¿Qué se propone hacer con todos esos bollos de jalea?

—Los voy a llevar al orfanato del distrito de Koto.

—Los huérfanos no votan, ya lo sabe.

—Pero tienen alrededor muchísimos adultos sentimentales.

Sin protestar, Yamazaki acompañó a Kazu al orfanato, en donde se vio obligado a presenciar toda una exhibición de las enormes tarjetas (de propaganda electoral de Noguchi, esposo de la señora Kasu).

(...)

Muy a su pesar, el corazón de Kazu latía con fuerza cuando marcó el número de teléfono. Entonces, y por vez primera (aunque ella misma no lo comprendiera), Kazu se aproximó a la esencia de la política: la perfidia.

(Yukio Mishima: Después del banquete).

No solamente la perfidia, la política comparte con la fe la inmunidad ante las razones:

—Hubo seis millones de asesinados e incinerados en los campos de concentración nazis...

—No es cierto.

—El relato de las apariciones de la Virgen en la sierra de Guadalupe, España, es idéntico, y 300 años anterior, al de la sierra del Tepeyac, hasta en la petición de hacer una iglesia y la incredulidad del obispo que pide una prueba...

—No es cierto.

—Hernán Cortés y la mayoría de los conquistadores eran devotos de la Virgen de Guadalupe española porque venían de Extremadura, tierra de la aparición 300 años antes de la famosa fecha de 1531...

—No es cierto.

—López Obrador se formó en el PRI y solamente lo dejó cuando no le dio la candidatura exigida...

—No es cierto.

—AMLO no podía cumplir con el requisito de residencia en el DF si había cumplido con el de residencia en Tabasco para competir para gobernador...

—No es cierto.

—Ese fue el argumento empleado por sus competidores internos, los también perredistas Pablo Gómez y Demetrio Sodi, que deseaban también la candidatura. Fue una negociación con el presidente Zedillo lo que paró las protestas del PRI y le permitió ser candidato a AMLO...

—No es cierto.

—Está perfectamente comprobado cómo las pirámides de Egipto fueron construidas con métodos terrenales propios de la época, como el plano inclinado, y no fue necesaria la levitación proporcionada por tecnología extraterrestre...

—No es cierto.

—En la izquierda antes defendíamos ciudadanos contra los abusos de la autoridad, más aún si el abuso llega al delito como en el caso del desacato a un amparo. Ahora la moda es defender autoridades contra ciudadanos que defienden su patrimonio...

—No es cierto.

—En la izquierda antes estábamos contra la corrupción de gente como el secretario particular de López Obrador y su secretario de Finanzas y no creíamos que el jefe fuera ignorante de sus fechorías. Ahora los defienden: Bejarano tiene comités de apoyo y Ponce fue ocultado de la PGR por perredistas de Morelos...

—No es cierto.

—La homeopatía fue creada cuando se pensaba que la materia se podía subdividir hasta el infinito y la química no tenía el concepto de molécula. Por lo mismo no tiene ahora explicación alguna...

—No es cierto.

—Por decenios le exigimos al PRI que su obra pública la sacara a licitación, a concurso, para que la construyera el mejor y al mejor precio. López Obrador ha dado toda, toda, toda su obra pública a quien le ha venido en gana.

—No es cierto.

—... y no podemos conocer los precios a que construyó...

—No es cierto.

—Un funcionario del GDF no puede aceptar regalos por más de 450 pesos y López Obrador reconoce que recibió un reloj, de la marca más cara del mundo, de un subordinado suyo, el secretario de Obras...

—No es cierto.

—Elvis Presley murió el 16 de agosto de 1977 en Memphis...

—No es cierto.

—El "nuevo proyecto de nación" de López Obrador no es nuevo ni propone nada que no hayan ensayado los presidentes Echeverría y López Portillo con resultados desastrosos que aún pagamos...

—No es cierto.

—Hitler se suicidó en 1945...

—No es cierto.

—El equipo de campaña de López Obrador viene del salinismo (Ebrard, Camacho, Socorro Díaz, etcétera), lo cual nada tendría de malo, si no hubiera una verborrea antisalinista contradictoria...

—No es cierto.

Lo único cierto es que contra la fe no se pueden esgrimir razones. Contra la perfidia, tampoco: vean las conferencias de López Obrador.