Cómo hacer un cerebro de un sexo específico

publicado el 22 de mayo de 2005 en «Milenio Diario»
columna: «se descubrió que...»

 

Las hormonas sexuales influyen el desarrollo cerebral y así establecen diferencias entre cerebros macho y hembra. Las hormonas hacen esto pidiendo a las neuronas en ciertas regiones cerebrales que se se maten a sí mismas, según nuevo estudio que encuentra cómo cerebros macho y hembra son mucho más similares que lo usual si falta un gen para el suicidio celular, la llamada apoptosis. Durante el desarrollo mamífero, la testosterona y sus primas químicas dan a los machos más neuronas en ciertas regiones cerebrales y más a las hembras en otras regiones.

Trabajos previos encontraron que la testosterona realiza esto disparando muerte celular programada, apoptosis, en ciertas regiones y evitándola en otras. Sin embargo, otros mecanismos, tales como tasas de nacimiento celular, migración o maduración, no habían sido descartadas.

Para investigar el rol de la apoptosis, la neurobióloga Nancy Forger, de la Universidad de Massachusetts en Amherst, y sus colegas, examinaron los cerebros de ratones a los que faltara el gen Bax. Estudios previos habían descubierto que arrancando el Bax se erradicaba por completo la muerte celular. El equipo contó células en dos regiones anteriores del cerebro que normalmente difieren en ratones machos y hembras: el núcleo principal del núcleo de origen de la stria terminalis, donde los machos normalmente poseen más neuronas, y el núcleo anteroventral periventricular (AVPV), donde las hembras tienen más neuronas.

El borrado del gen Bax eliminó por completo esas diferencias, aun cuando los niveles de hormona fueran normales, según reportan los investigadores esta semana (última de agosto de 2004) en los Proceedings of the National Academy of Sciences. Cada una de estas áreas debe tener un diferente "suitch" molecular, dice Forger, de manera que la testosterona activa apoptosis (muerte celular) en el núcleo AVPV, pero evita la muerte en el núcleo de la stria terminalis. Remover el Bax no elimina todas las diferencias entre los sexos, sin embargo, hembras sin Bax, como sus contrapartes genéticamente normales, todavía tuvieron una mayor proporción de neuronas productoras de dopamina en el núcleo AVPV que los machos.

El estudio es una "muy elegante confirmación de lo que algunos de nosotros habíamos planteado" acerca de cómo la apoptosis podría regular estructuras cerebrales con diferencia sexual, dice Roger Gorski (con décadas de tradición en ese tipo de estudios).

Phillips, Melissa para ScienceNow, 30 de agosto de 2004.

Genes en la orientación sexual masculina

En el primer estudio que alguna vez haya combinado el genoma humano completo para buscar determinantes genéticas de la orientación sexual masculina, un equipo de la Universidad de Illinois en Chicago ha identificado varias áreas que parecen influir en que un hombre sea heterosexual o gay.

Brian Mustanski y colegas de los National Institutes of Health (entre ellos Dean Hammer, famoso por sus estudios sobre determinación homosexual) encontraron segmentos de ADN que parecían relacionados a la orientación sexual en tres diferentes cromosomas en los núcleos de células del macho humano.

"No hay un gen ’gay’. La orientación sexual es un rasgo complejo, por eso no es sorprendente que encontráramos varias regiones del ADN involucradas en su expresión", dice Mustanski, autor principal del estudio. "Nuestro mejor supuesto es que múltiples genes, potencialmente interactuando con influencias del medio, explican las diferencias en la orientación sexual".

Analizaron los genomas de 456 hombres de 146 familias con dos o más hermanos gays. Se encontró que cerca de un 60 por ciento compartía idénticas porciones de ADN en tres cromosomas: 7, 8 y 10. La región en el cromosoma 10 se correlacionaba con la orientación sexual sólo si era heredada de la madre.

"Nuestro estudio ayuda a establecer que los genes juegan un rol importante en determinar si un hombre es gay o heterosexual", dice Mustanski. "Los siguientes pasos serán ver si estos hallazgos pueden ser confirmados e identificar los genes particulares dentro de estas recién descubiertas secuencias cromosómicas relacionadas con la orientación sexual".

Mustanski, Brian, Dean Hammer y col. Human Genetics, marzo de 2005 (en línea desde el 27 de enero de 2005 como "Genetic regions influencing male sexual orientation identified").