¿Por qué produce terror?

publicado el 25 de abril de 2005 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

No soy un hombre rico que ve peligrar su injusta fortuna. No gano nada con escribir contra Andrés Manuel López Obrador porque son los medios que hablan a favor de quienes reciben la mayor parte del presupuesto del GDF destinado a publicidad. (Ya lo dijo otro López, López Portillo: "No pago para que me peguen" y le cortó la publicidad oficial a quienes señalaban los errores de su gobierno.) ¿Por qué, entonces, insisto en señalar que López Obrador es un abismo? Porque es el tipo de hombre que me produce escalofrío y terror. Va un listado:

01. Tiene en su equipo de campaña a los más importantes salinistas del sexenio de Carlos Salinas: Manuel Camacho, Socorro Díaz, Marcelo Ebrard. ¿Soy antisalinista? No. Soy uno de los pocos que reconocen públicamente el éxito de un Presidente que por algo terminó su sexenio con los más altos índices de popularidad. Pero me da náusea la hipocresía de un antisalinismo hasta la caricatura (El Innombrable) en los discursos y el salinismo real en la elección de equipo. Esos detalles, esa "gelatina moral" no sólo me es repulsiva: me da miedo. Quien puede caer en semejante contradicción y seguir tan campante es un abismo.

02. Porque era pública la ayuda de Manuel Camacho cada que López perdía elecciones en Tabasco y llevaba al zócalo camiones llenos cuya factura ni él ni el PRD pagaban. Que un perredista busque y acepte ayuda del regente puesto por Salinas, a quien llamaban "el asesino de perredistas", da náusea.

03. Porque, como dijeron Pablo Gómez y Demetrio Sodi cuando competían contra López por la candidatura perredista a la Ciudad de México: si pudo cubrir el requisito legal de residencia en Tabasco para contender por la gubernatura, es obvio (palabra predilecta de Pablo cuando era mi compañero de celda), es ob-vi-o que no lo puede cumplir en el DF: dice Aristóteles que no podemos estar en dos partes al mismo tiempo. ¿Cómo derrotó López Obrador a Pablo y a Sodi? Con un arreglo sucio con el PRI, arreglo propiciado por el entonces presidente Zedillo, quien detuvo las impugnaciones priistas. O sea: le debe la candidatura y la jefatura de Gobierno a Ernesto Zedillo (y al buen trabajo de Cárdenas y de Rosario Robles en ese puesto: los mismos a quienes ahora persigue).

04. Porque creo en el amparo como el último recurso del ciudadano y López se siente autorizado a decidir cuáles amparos son justos y cuáles injustos. No es sólo el ahora famoso caso de El Encino, sino el Paraje San Juan, Eumex y más de dos docenas, entre ellos, los amparos de trabajadores del GDF, despedidos sin justificación (o al menos así lo dictó el juez que les concedió el amparo contra el despido). Entre la patronal y los trabajadores, toda mi vida me he inclinado a dar razón a los trabajadores (en ocasiones equivocadamente, porque puede el patrón estar en lo justo). Pero es mi falla de origen.

05. Porque en el caso del amparo a El Encino, la PGR actuó contra siete niveles de Gobierno del DF, siete cabezas, de las cuales seis respondieron "yo no fui", "yo no violé el amparo", con lo cual desprotegieron a su jefe, y sólo el jefe de Gobierno, López, dio un paso al frente y dijo, por escrito, con su firma, cuatro veces: "Yo sí fui". "Con el debido respeto, señor juez, pero no puedo cumplir lo que me pide". Está escrito, está publicado, no está negado. Se llama "confesión de parte." Porque el calibre de sus mentiras puede ser sublime: "Me encarcelan por abrir una calle para un hospital...". No por eso, sino por robar un terreno a un ciudadano con el fin de abrir acceso al hospital más caro de México.

06. La honestidad de una autoridad que declara secretos por diez años los precios, compradores y proveedores de una obra mayor, como sus inútiles segundos pisos, resulta más que sospechosa. Tampoco la nómina de pago a los viejitos está disponible, ni lo estará. ¿A dónde va el dinero de los ancianos que no cobran? Misterio. Y señalarlo es "ir contra nuestro proyecto de nación". ¡Pero por supuesto! ¡No quiero volver a aquellos tiempos! ¿Otra vez "callar y obedecer"? Pues no, yo no. Otros muchos sí.

07. Cuando su secretario de Finanzas, Gustavo Ponce, fue televisado mientras jugaba en Las Vegas y se conoció que viajaba cada tres semanas a esa ciudad, se hospedaba en el hotel Bellaggio, uno de los más caros del mundo, dejaba propinas de mil dólares, etcétera, López Obrador le avisó de su detención comprometiéndose a tenerlo a la mañana siguiente para explicar lo inexplicable. Mientras López pedía a la prensa cautela y "no lincharlo antes de oírlo", Ponce quemaba papeles comprometedores y borraba el disco duro de su computadora.

08. La insidia de López alcanzó sus mayores alturas cuando declaró que "temía por la vida" del desaparecido Ponce, cuando nadie podía tener más interés que el propio López en que callara para siempre. Y lo sigue teniendo.

09. Ponce fue finalmente detenido... en territorio del PRD, escondido en casa de perredistas. No lo detuvo la policía de López, sino la PGR. Eso prueba que no pudo López desconocer el paradero de su ex secretario de Finanzas, así que la velada insinuación de que la PGR podría haberlo asesinado es de una vileza digna de Ricardo III (drama de Shakespeare, para los de pase automático).

10. Tampoco se ha deslindado de su ex secretario particular y pastor de la Asamblea, René Bejarano, donde le hizo el trabajo sucio de impedir que se integrara una verdadera Comisión de Transparencia. Respondió a los reporteros madrugadores: "¿Quieren mayor transparencia que esta información diaria?". O sea: él es su propio aval de transparencia. Bejarano le armó un organismo donde están representados todos los jefes de departamento que deberían ser vigilados... más dos consejeras continuamente acosadas y amedrentadas: los métodos de todas las dictaduras.

11. Porque, como en todas las dictaduras, ya soltó a sus perros: abundan las llamadas amenazantes a teléfonos, no sólo del "enemigo", sino de sus familiares. El trabajo sucio lo hacían para Mussolini los "camisas negras". López tiene a sus Panchos Villas y las huestes de ambulantes capitaneadas por Padierna y heredadas de lo peor, lo más siniestro que tuvo el PRI. Por eso, no porque diga estar con los pobres (salvo cuando se le rebelan), no porque sus ideas sean de una pobreza asombrosa, no porque proponga el esquema del echeverrismo como "nuevo proyecto de nación" y ni siquiera recuerde que ya se ensayó. Por eso es aterrador y por lo que dijo otro perredista en TV, Ricardo Pascoe: si llega... no se va. Un título de Bergman es inmejorable: El huevo de la serpiente. Ante eso estamos. En incubar el huevo de la serpiente, tuvieron papel de primer orden los intelectuales italianos y alemanes.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas