No hubo "superVIH"

publicado el 10 de abril de 2005 en «Milenio Diario»
columna: «se descubrió que...»

 

El New York Post, un tabloide con no muy buena fama, anunció el 12 de febrero pasado: "Nuevo superbicho del sida: variedad de pesadilla se muestra en la ciudad". La noticia dio la vuelta al mundo en horas y los diarios mexicanos la destacaron. Luego no se volvió a saber nada. En el último Science de febrero David Ho, quien ideó el coctel triple que ha salvado millares de vidas y al que parecía resistente el "nuevo virus", insiste en que no se trata de una variedad nueva del VIH, sino del caso muy particular de una persona. El centro de investigación de Ho fue donde primero detectaron el caso.

El paciente en cuestión había salido seronegativo (sin rastros de virus) en exámenes realizados 20 meses antes. En tan escaso tiempo sus linfocitos CD4 (los que ataca y destruye el VIH) ya habían caído por abajo de 30 por ml se sangre (los valores normales van de 550 a 2900 por ml). La persona con VIH no necesariamente tiene sida. Éste se define cuando aparecen las llamadas "infecciones oportunistas", cuyo nombre les viene de que atacan un sistema inmunitario debilitado, o sencillamente cuando la cuenta de CD4 cae por abajo de 200. Normalmente, el proceso entre la primera infección y la aparición del sida, así definido, tarda unos diez años si no hay tratamiento. Se detiene de forma indefinida cuando hay buena respuesta a la terapia. ¿Cómo un hombre había hecho el camino en 20 meses y ya no respondía a ninguna combinación de fármacos?

"No existe otro caso como éste", dice Ho. Se planteó entonces que el hombre fuera genéticamente susceptible. Tampoco se encontró por ese lado nada inusual. El "nuevo" virus, en tubos de ensayo, se replicaba apenas ligeramente mejor que las variedades estándar de referencia. En conclusión, los investigadores opinan que es prematuro hablar de un "supervirus". Más información en Jon Cohen: www.sciencemag.org

El día saturniano se ha acortado

Determinar el período de rotación de un planeta es difícil cuando el planeta carece de superficie sólida. En el número especial de Science sobre la llegada de la sonda Cassini a Saturno escribe Agustín Sánchez Lavega, de la Escuela Superior de Ingeniería en la Universidad del País Vasco, en Bilbao, España. Su artículo "How Long Is the Day on Saturn?" abre la sección especial. Recuerda que esa dificultad puede ser superada porque, en los planetas con campo magnético interno, hay emisiones en la longitud de onda del radio moduladas por la tasa de rotación del planeta. Los últimos resultados recibidos de la sonda espacial Cassini parecen indicar que la rotación de Saturno se ha retardado 6 minutos desde que las naves Voyager 1 y 2 sobrevolaron el planeta en 1980 y 1981, pero no queda claro si el retraso ha ocurrido de hecho o es resultados de nuestras mediciones. Para confirmar si el enorme planeta gaseoso rodeado por anillos ha perdido velocidad de rotación, deberán recogerse y analizarse más datos enviados por la sonda Cassini. Más información.

¿Y si se rompe el condón?

Los condones no se rompen, pero puede haber exposiciones accidentales al VIH: violaciones, inyecciones (de drogas o no) con agujas infectadas, y, sí: también condones mal usados, resecos por caducidad o rotos al desempacarlos. En estos casos es importante comenzar, de inmediato, 28 días de una buena combinación de antirretrovirales supervisada por un médico experto en su manejo. Debe ser una combinación de tres medicamentos, como las indicadas para personas que ya están infectadas con VIH. El tratamiento debe comenzar tan pronto como sea posible para impedir que la infección se establezca. Después de 72 horas de la posible exposición al VIH es quizá demasiado tarde. Consulte: www.cdc.gov/mmwr/mmwr_rr.html

Viagra para el corazón

El popular medicamento para la disfunción eréctil, Viagra, previene daños causados al corazón por un producto frecuentemente usado en quimioterapia del cáncer de pecho, leucemia y sarcomas. Investigadores de la Universidad Virginia Commonwealth publican sus resultados en Circulation: Journal of the American Heart Association, de este 5 de abril. La administración de citrato de sildenafil, comercialmente llamado Viagra, una hora antes de la droga anticáncer doxorubicin (DOX), previene el daño a las células del corazón. La investigación mostró que el Viagra también previno cardiomiopatía y falla cardiaca en ratones. Los investigadores observaron además una reducción de la muerte de células por administración de DOX, mejoría de la función cardiaca y reducción de anormalidades electrofisiológicas asociadas a enfermedad del corazón.

"El Viagra puede proteger el corazón contra daño que de otra forma altera el funcionamiento celular normal", dice Rakesh Kulkreja, autor principal del reporte. Para más información vea www.vcu.edu