Hay pánico en Oaxaca: la CNTE dará clases...

publicado el 14 de junio de 2015 en «Milenio Diario»
columna: «se descubrió que...»

 

Ya nos acostumbraron. Pero sólo imaginemos alumnos, no maestros, que se negaran a presentar exámenes finales porque “asistieron todo el año a clases” y veremos el tamaño del ridículo. Y el de la desvergüenza de quien lo proclama a voz en cuello, marchas, plantones, incendios, avenidas y autopistas bloqueadas y aeropuertos acordonados. Todo pagado por la SEP. Por eso la diversión sigue.

Las demandas mayores de los sedicentes maestros agrupados en la CNTE son dos y ambas dan idea del peligro de volverlos a poner frente a un grupo de niños: plaza automática al terminar los estudios de escuela normal y nunca jamás volver a someterse a un examen para conservar esa plaza.

No digamos maestros, sino médicos, y se evidencia el desvarío: Ya pasé mis exámenes finales de Medicina, ahora merezco plaza inamovible en un hospital. Exigiríamos que trajeran un gafete colgante para no atendernos con ellos.

Pero ya a nadie indigna que lo exijan los maestros. ¿Qué motivo, como no sea admitir su ignorancia, pueden argumentar para no someterse a evaluaciones quienes deben evaluar a sus alumnos? No podrán corregir un examen de primaria sin tener a la vista una plantilla con las respuestas: ¿Capital de Naya    rit? ¿En qué estado se encuentra Dolores Hidalgo? (No, compa, no está en Hidalgo, aunque León, Guanajuato esté en Guanajuato). ¿7 por 8? Las partículas del átomo son electrón, protón y... Si ya aprendieron que México está conformado por 29 estados, dos territorios y un distrito federal; que Júpiter tiene cuatro satélites y que el país más extenso del mundo es la Unión Soviética... ¿hay algo qué añadir?

Evaluación oral: el educador deberá analizar, ante 30 de sus educandos, y con sinodales nombrados por la SEP, las bellas fuentes filosóficas implícitas en La muñeca fea... ¿Hay algo de Kant en “tus amigos no son los del mundo/ porque te olvidaron en este rincón,/ nosotros no somos así”? Las “lagrimitas de aserrín”, ¿pertenecen al conjunto de la lágrima en sí?

Traducir en una hora, máximo: Glass of water, cup of coffee, bottle of wine... Definir: un ballenato, un vallenato. Poner los acentos, tildes, que den sentido: “En publico publico lo que publico usted”. En computación ¿qué es un bit? Mencione un buscador de información cuyo nombre comience con G. ¿Cuántos micrómetros tiene un milímetro?

Ola ke ase... Pues aquí tratando de corregir los exámenes de mis alumnos; pero la SEP ya ni jode: olvida enviar las respuestas, ¿qué podemos hacer los maestros sin la plantilla con las respuestas de primero de primaria? Por eso no he podido terminar...

Así terminan la Escuela Normal o la Normal Rural y algunos vivarachos llegan a correctores de grandes diarios de circulación nacional sin saber que gandalla es catalán: “redecilla para el pelo”, y gandaya es “vagabundo sin ocupación fija”, acepción (corra, maistro, por un diccionario) muy cercana al uso mexicano: vividor y abusivo. Ni siquiera saben que esas letras distintas tienen diversa pronunciación (aunque ya esté casi extinguida hasta en España), mucho menos sabrían cómo se pronuncia una y otra. En México decimos gandaya, con Y, por su significado y, además, porque no diferenciamos entre se calló y se cayó. Somos yeístas (vea de nuevo el diccionario), como casi toda Hispanoamérica y gran parte de España.

Un ruego encarecido a la SEP: A los maistros de campamento en el Monumento a la Revolución del DF mándenles diario su torta de tamal y su Pecsi, sus Maruchan y Sabritas, lonas porque empezaron las aguas, cobijas cuando lleguen los fríos, todo, todo, pero, por favor: ¡No les permitan volver a estar frente a un grupo de 60 escolares oaxaqueños inermes! Los niños no merecen eso. ¿Qué culpa tienen?

De:

Taza de café, copa de vino, botella de tequila, costal de cemento, plato de mole, cartón de cerveza y así vaso de agua: todo lo que está lleno se expresa en español, hace mil años, con la preposición DE; en vaso de María, vaso de Tonalá, vaso de lado... no indica materia de que está hecho el vaso.