Se forma ADN de manera espontánea

publicado el 19 de abril de 2015 en «Milenio Diario»
columna: «se descubrió que...»

 

Podemos empezar con un dato ya publicado en esta página: “Un descubrimiento desmitifica el origen de la vida”. En Nature Communications Tianbo Liu demuestra por qué hay un sesgo en la formación espontánea de aminoácidos y azúcares. Hay moléculas orgánicas, nos informan los astrónomos, en las nubes de polvo interestelares y en planetas y satélites.

Pero el salto a integrar una molécula tan enorme y compleja como el ADN es mayor. No es, sin embargo, algo ocurrido en el principio de los tiempos: todos los días, segundo a segundo, nuestras células echan a andar su maquinaria en el núcleo y el ADN, una cadena doble y enrollada, se desenrolla y sus mitades se abren como un zíper. Luego se reconstruye cada mitad y la célula se divide en dos hijas. Un proceso complejo, pero constante: el ADN autoensambla sus mitades sin cesar para mantener vivos a plantas y animales.

La Universidad de Colorado en Boulder acaba de publicar el estudio que demuestra la aparición espontánea del ADN primordial. Estamos en que los aminoácidos esenciales para la vida, como la conocemos en la Tierra, se encuentran en todo el cosmos. Por si eso no bastara, recordemos que, en 1953, Stanley Miller recreó moléculas orgánicas cargando un matraz con gases de la atmósfera terrestre primitiva (gases informados por los geólogos) e imitando con descargas eléctricas la acción de los rayos.

“Las propiedades autoorganizadoras de fragmentos de ADN hace cuatro mil millones de años, pudieron guiar su crecimiento al repetir cadenas químicas lo bastante largas para dar base a la vida primitiva”, dice el estudio en el que también participa la Universidad de Milán, Italia.

En formaciones minerales hay evidencia de bacterias que evolucionaron hace 3 mil 500 a 3 mil 800 millones de años. Apenas 500 millones de años después de que la corteza terrestre se estabilizara en los primeros continentes. Los hallazgos publicados por Colorado y Milán sugieren un nuevo panorama para el origen no biológico del ADN, dice Noel Clark, un coautor de la publicación aparecida también en Nature Communications. Al frente estuvo Tommaso Bellini, de la Universidad de Milán.

“La nueva investigación demuestra que el autoensamblado espontáneo de fragmentos de ADN con apenas unos nanómetros de longitud tiene la habilidad de formar enlaces químicos que unan esos fragmentos cortos de ADN en largos, sin la ayuda de mecanismos biológicos”.

Para que eso ocurra necesitamos cristales líquidos: “una forma de la materia que tiene propiedades entre las de líquidos convencionales y las del cristal sólido: un cristal líquido puede fluir como un líquido, pero sus moléculas seguirán orientadas como las de un cristal sólido”.

Ya en los años 80 del siglo pasado se había desarrollado el concepto de “mundo ARN” al descubrirse que esta molécula tiene la habilidad de alterar su propia estructura; trabajo debido a Tom Cech, Premio Nobel, y su equipo en Boulder. El ARN, ácido ribonucleico, se observa tanto en las células más primitivas, procariontes (sin núcleo), que forman un mundo de seres casi siempre unicelulares, como en las eucariontes, con núcleo donde se contiene el ADN apretadamente enrollado en cromosomas. Estas células conforman los tejidos de los seres vivos. En células eucariontes el ARN es mensajero en las diversas etapas en la elaboración de proteínas encriptadas en el ADN. Ciertos virus, como el VIH, se conocen como retrovirus porque sólo tienen ARN y deben, por lo mismo, buscar un núcleo de célula que haga el trabajo de replicación con ese molde.

Del mundo ARN y su espontáneo autoarmado de fragmentos, pudimos tener los moldes para las uniones químicas necesarias durante la agregación de unidades ya ensambladas. Como hacer las partes de un coche para luego armarlo.

“Los nuevos hallazgos muestran que en presencia de condiciones químicas apropiadas [el cristal líquido mencionado], el autoensamblado espontáneo de pequeños fragmentos de ADN en mayores favorece el enlace de polímeros más largos, lo cual provee una ruta pre-ARN al mundo ARN”, dice Clark.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

páginas vistas

google+

desquehacerados