No estáis invitados a la fiesta del führer

publicado el 07 de julio de 2014 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

¿Por qué nos estamos aferrando a tantos disparates? El catolicismo pierde adeptos, pero no porque dejen de creer en la infalibilidad del papa y en la virginidad de María, sino porque se pasan a Pare de Sufrir, se convierten a la medicina neo-azteca, a las curaciones con cristales, agua “magnetizada” o diluciones homeopáticas. Nacen rabias en defensa del feto, de los animales, de la “paz interior”, whatever that means. Y todo con furia de neófitos, de recién conversos.

Es muy triste ver un león enjaulado en un circo, un elefante encadenado, un tigre gordo. No deben capturar otro. ¿Y los que ya están en circos y son viejos o nacieron en el circo? Deberán matarlos porque ya no es costeable su mantenimiento y los protectores no han dicho que pagarán la media vaca semanal que se come el león porque no se deben matar vacas o animal alguno. ¿Regresarlo a África? 1) Quién paga el viaje; 2) se condena al león desvalido a morir desgarrado en vida por las hienas.

La prohibición va contra toda exhibición de animales. Eso incluye los caballos que trotan con una gimnasta encima haciendo cabriolas. Serán carne de caballo para alimentar perros. ¿Y los caballos de la charrería? Eso debe desaparecer porque el sombrero y los bigotes nos dan mala imagen en el extranjero, dicen los ofendidos con KLM y su silueta de charro en el área de Salidas. Ai te hablan, Pepe Aguilar.

Pro-vida atrae adeptos dispuestos a matar a quien practica abortos; el Dalai Lama convence de que es la reencarnación n-ésima de Buda a quienes ya no creen que el papa sea representante de Cristo y no comulgan en misa porque, siendo el cuerpo de Cristo, es canibalismo. Para defender la posible vida humana de un feto puede uno destruir la vida de una mujer, humana sin duda.

Y en esta feria de furibundos sanpablos, el curandero Teodoro Tlaxcatécatl Quiahaua fue reconocido como “Tesoro Humano Vivo” por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y la Secretaría de Desarrollo Social: esas dependencias del Estado mexicano, laico y guiado por la razón, elevan a sus cívicos altares a quien “cura de la mollera a niños”.

Frente a estas ruinas, los neonazis del PAN son una pizca de sal en un océano de asnadas veganas, lechugas orgánicas y crecimiento interior.

Peor que un nazi es un neonazi, y de éstos el peor es el pobre diablo que no habría pasado la prueba de admisión. La tenemos en cualquier cartel nazi de por 1935 con la imagen del ario ideal: nariz recta, barbilla cuadrada, mandíbula fuerte, pelo del castaño al rubio y ojos claros.

Cuando apareció el grupo neonazi del PAN-Guadalajara esperé ver un formidable grupo de tapatíos guapos. Al menos un ramillete de Alejandros Fernández. Y las fotos eran para tirarse al suelo con ataque de risa hasta infarto: uno tiene cara de albóndiga, de calcetín lleno de canicas; el ex presidente del PRI en el DF, el rey de la basura, al menos, nunca se dijo neonazi ni ario.

Otros, oh, mein Gott!, de imaginarlos llegando a la fiesta por el natalicio de Hitler en el lago Constanza, dan más vergüenza que mexicanos en Mundial de fut: “Hago siempre lo que quiero y mi palabra es la leeey”.

Les habría tocado baño de gas y horno para producir kilos de sebo y hacer jabón de tocador marca Die Walküre para razas inferiores. Ninguno habría sido elegido por Visconti para el papel del jovencito que, en la cervecería de Baviera, al aire libre por ser verano, se levanta a cantar: Tomorrow belongs to me: no dan el tipo.

Uno viste algo como uniforme Gestapo y mira con dureza a la cámara; pero, aunque podría tener éxito regular en un vapor gay, cotejado con ilustraciones en libros de texto nazis para niños, ni se acerca. ¿No tienen espejooo? Haben Sie keine Spiegel?

¿Y qué les hace sentir superiores? No son drama sino comedia fársica. ¿Por qué son superiores al judío Einstein? Sin mencionar a Marx y Freud, judíos de menor reconocimiento universal. Sus cabezas de chorlito algo les dicen que los pone como al sapo de Esopo: quiso ser buey y se infló, se infló, se infló hasta que reventó… Kaputt.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

páginas vistas

google+

desquehacerados