Fue una abundante semana

publicado el 19 de mayo de 2013 en «Milenio Diario»
columna: «se descubrió que...»

 

Ondas desde el final de universo

Newton nos dijo cuánto atraía la fuerza de gravedad, no nos dijo qué era. En 1915-16 propuso Einstein en su relatividad general que la gravitación no era una fuerza, sino una curvatura en el espacio producida por una masa. La imagen en dos dimensiones, ancho y largo, es sencilla: un cielo raso. Le ponemos una pelota y se pandea, arrojamos una canica en tangente y traza una espiral. Esa curvatura en el espacio produce ondas, como las del agua al caer una piedra. Y se propagan a la velocidad de luz.

"Las ondas gravitatorias son una de las piezas faltantes en la teoría general de la relatividad de Einstein", dice Andrew Geraci al presentar un nuevo detector propuesto por científicos de las universidades de Nevada y Stanford. La descripción del aparato viene en el journal Physical Review Letters. En esencia es un pequeño sensor, enfriado por láser, que "flota" de forma que no lo afecte la fricción. Geraci, de Nevada, y su colega Asimina Arvanitaki (¿será acaso griega?), de Stanford, esperan tener fondos para un prototipo el próximo año. Hay una Sofía Arvaniti (sin aki) que canta Muero en el desierto (y tú siempre estás lejos). La pueden youtubear.

"Las ondas de gravitación se propagan desde los remotos confines de nuestro universo y al hacerlo estiran y aprietan el tejido del espacio-tiempo... (ups). Una onda de gravedad, al pasar, cambia la distancia previamente medida entre dos masas –pequeños discos o esferas".

Volvamos al estanque y la piedra que produce ondas: si hay dos minúsculos trozos de corcho flotando, al paso de la onda se acercarán y volverán a separar. Eso esperan medir.

Misterios de la testosterona

"Los humanos somos el único animal que compite en equipos", dice Mark Flinn, profesor de antropología en la Universidad de Missouri. "Nuestras reacciones hormonales al competir son parte de cómo evolucionamos en tanto que especie cooperadora. Encontramos en nuestro estudio que, si bien los niveles de testosterona masculina se incrementan cuando un equipo de hombres obtiene una victoria contra extraños o rivales, los niveles de esa hormona tienden a ser los mismos cuando se compite contra amigos".

Hay un aspecto fascinante en esta respuesta humana, dice Flinn, y es que "ya seamos espectadores o jugadores, tenemos la habilidad para plantear interacciones de todo el equipo en la mente. La habilidad de los humanos para esto es asombrosa".

Primera prueba del fractal mariposa de Hofstadter

Los que hemos hecho alguna vez tv, sabemos que no debemos llevar ropa de dibujo muy cerrado, como rayas muy juntas, porque se produce efecto de moiré: el brillo movedizo de esas telas elegantes, y la gente deja de oír lo importantísimo que estamos explicando para quedarse bajo hipnosis del ir y venir de ondulaciones en la corbata o el saco. Es un desastre oír gritar al camarógrafo: ¡muaré! Y no haber llevado cambio de ropa.

En 1976, Douglas Hofstadter (autor de la maravilla: Gödel, Escher, Bach: an eternal golden braid), predijo que de una capa de electrones confinados a dos dimensiones, sujetos a un fuerte campo magnético y a un potencial de energía periódico (como el de echar a rodar una canica sobre un cartón de huevo), surgiría, como moiré, un fractal (una forma integrada por figuras iguales a la primera, hechas de otras menores y menores y menores) y ese fractal tendría silueta de mariposa (hecha de mariposas idénticas más pequeñas, a su vez hechas de mariposas más pequeñas... ). Es el fractal mariposa de Hofstadter.

Un equipo de investigadores de las universidades Columbia, en Nueva York, Florida Central, y Tohoku, en Japón, han observado ese raro efecto de mariposa en moiré de grafeno: carbono en patrones hexagonales y con un solo átomo de grosor. El estudio aparece en Nature de este 15 de mayo.

¿Y eso qué? "Nuestra confirmación de esa estructura fractal abre la puerta a nuevos estudios acerca de las relaciones entre la complejidad a nivel atómico y los sistemas físicos"... Lo cual califican de "tremendamente excitante".

A mí lo que no me excita, sino me rejode es recordar que leía a Hofstadter desde que tenía su magnífica columna mensual en Scientific American. Eso, y la estatura de mis sobrinos-nietos me hunde.

Marihuana y control de azúcar

"El uso regular de marihuana está asociado con índices favorables para el control de la diabetes", sostiene un equipo de investigadores en el último número de The American Journal of Medicine. Encontraron que los usuarios de Cannabiss oportaban mejor la falta de insulina y era menos probable que resultaran resistentes a ésta.

Ilegal en EU apenas desde 1937, la marihuana nunca se ha dejado de emplear. Casi 18 millones la consumen de forma constante en EU.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas

desquehacerados