Suprema Corte desquehacerada

publicado el 12 de marzo de 2013 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

Dirán que no hay manera de dar gusto: cuando no porque no, y cuando sí porque sí; pero ¿no es un poco demasiado legislar, desde la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que un término vulgarón y otro común son insultos y por ende no los protege la libertad de expresión? Maricón es insulto. Pero no lo es en un buen número de face-amigos, homosexuales, gays, como se diga, que se llaman a sí mismos, de forma constante, maricones. Y puñal, ¿no es un cuchillo?

Los señores ministros de la SCJN tienen ahora una larga y tediosa tarea: qué hacer con expresiones como cabeza de chorlito, burro, bestia, animal, tonto del culo, lilo, leandro... Algo debemos tener claro quienes tenemos acceso a medios: debemos exponer razones, no insultos.

Pero hay una delgada línea roja: digamos que un funcionario se opone a la reorganización de la política impulsada por Rosario Robles para al menos aliviar el hambre. Hay argumentos para replicar. Pero, digo, ¿y si es un gordo enorme? Bien, pues yo me permitiría, entre mis argumentos a favor de Rosario y en contra de su opositor, llamarlo panzón porque es indicio de que come.

Hemos visto que la más efectiva respuesta social a los insultos contra minorías no es la prohibición, inaplicable a menos de que tengamos un Gran Hermano vigilando por satélite las conversaciones privadas. Las mujeres homosexuales han rescatado el término lesbiana que, hace años, muchas nos pedían no emplear porque les sonaba ofensivo.

Alguna vez una amiga me aconsejó no decir gay porque no era castizo. Y no, no lo es. Es alegre en inglés. Antes decíamos algo similar: "es de ambiente", en Chile descubrí "entiende". Entiende eso. Pero, respondí, "de ambiente" es confuso: la fiesta fue de ambiente... ¿qué significa? ¿Estuvo divertida? ¿O fue de homosexuales? Homosexual es una expresión demasiado medicalizada, culta. Los guardias en los funerales de Chávez me recordaron la portada de Sargent Pepper’s Lonely Hearts Club Band... ¿Lo puedo decir o es insulto?

HABEMUS PAPAM. Cuando haiga Papa, deseo con todo mi negro corazón ateo, que elijan al más cerrado, obtuso, necio y burro. ¡Dios mía: que elijan al cardenal negro ese que está a favor de exterminar a toda la población homosexual de su país (por lo pronto)! Nada mejor que un Papa simpático, inteligente, carismático y hasta guapo en sus primeros años, para remachar dogmas y atavismos.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas

desquehacerados