Luz sobre el origen de la vida

publicado el 10 de marzo de 2013 en «Milenio Diario»
columna: «se descubrió que...»

 

Investigadores de la Universidad de Georgia, EU, acaban de publicar los resultados de un estudio que ofrece claves genéticas para la historia de los primeros microorganismos, los llamados archaea (arjeos= antiguo, de donde nos viene arqueología). En el área, México tiene a uno de los expertos más renombrados, Antonio Lazcano, de la UNAM.

"Los archaea son (la a es plural de neutro) una antigua forma de microorganismos, así que cuanto podamos aprender de ellos podría ayudarnos a responder preguntas acerca del origen de la vida", dice William Whitman, co-autor del ensayo en los Proceedings of the National Academy of Sciences de este 4 de marzo. El autor principal es Felipe Sarmiento y otro es Jan Mrázek.

Sarmiento investigó 1,779 genes de archaea abundante en marismas. Resultaron esenciales 526. El estudio adquiere importancia porque se trata de organismos muy simples, pero donde ya encontramos un sistema genético similar al de las células con núcleo, como las que conforman nuestros cuerpos y los de animales y plantas contemporáneas. Buena razón para suponer que nuestras células evolucionaron de los primitivos archaea (ignoro si los biólogos hispanohablantes usan el término en masculino o femenino, en español no tenemos neutro). "Estos sistemas genéticos son los que permiten codificar información en el ADN para construir vida. El ADN por sí mismo es una roca", dice Whitman. "Necesitas todos estos otros sistemas para hacer que el ADN se vuelva una célula viva".

Puesto que el ADN es fundamental en las células modernas, su síntesis debe ser uno de los procesos mejor conservados en los organismos vivos. Esto es, descubierta la forma de codificar información vital, un lenguaje, la naturaleza siguió investigando formas, pero las escribió todas con las mismas cuatro letras y con el mismo software.

"Fue una sorpresa cuando nuestro estudio encontró un sistema para hacer ADN exclusivo de los archaea", dice Whitman. El dato sugirió al equipo que "la habilidad de fabricar ADN se alcanzó más tarde en la evolución de la vida". Explica el mismo coautor que los humanos quemamos glucosa para obtener energía, "estos muchachos queman hidrógeno", su energía la obtienen de metano. Para eso requieres seis vitaminas. Nuevas investigaciones nos dirán cómo las fabrican y qué trabajo realizan en la producción de metano para combustible.

Bajo la congelada superficie de la luna Europa, de Júpiter, se sospechan océanos de metano líquido. Conocemos en la Tierra vida antigua basada en el metano... Hum...

La evolución de las especies por medio de la selección natural, selección que ejerce el medio sobre las variaciones genéticas ocurridas por reproducción sexual y errores de copiado (mutaciones), está completa. No falta ningún "eslabón perdido", hay millares de eslabones encontrados, y todos arman un preciso rompecabezas. La secuencia es clara: los australopitecos dieron origen al género Homo en las clasificaciones de los paleontólogos: Homo erectus, Homo habilis. Hace 200 mil años, en el Este de África, caminaron los primeros Homo sapiens. No más de 10 mil, según NatGeo e IBM en su Genographic Project.

El australopiteco tuvo un abuelo común que compartimos con el primate más cercano, el chimpancé, hace unos 6 millones de años, 5. ¿Y ese abuelo? Compartimos chimpancés y humanos con gorilas un bisabuelo de hace 10-12 millones de años: un primate arbóreo que se aventuraba en la sabana en busca de alimento, muchas veces carroña dejada por los grandes cazadores felinos. ¿Y estos primates todavía coludos? Cuando cayó un asteroide en la costa de Yucatán, hace 65 millones de años, la explosión no hizo tanto daño como el polvo que levantó, las corrientes aéreas lo dispersaron por el planeta y se hizo una larga noche de años: la vegetación no tuvo fotosíntesis, los grandes dinosaurios vegetarianos murieron de hambre, les siguieron los carnívoros.

El polvo se fue asentando y dejó, por todo el planeta, la marca de que ese hecho fue real: unos milímetros de grosor del material extraterrestre del aerolito: el límite K/T, cretácico-terciario: una delgada línea blanco-amarillenta, con la misma edad que el cráter dejado por el asteroide, 65 millones de años, compuesta por un material, iridio, abundante en los meteoritos, pero en la corteza terrestre más escaso que los metales preciosos. El límite K/T tiene pocos milímetros de grosor, pero cubre todo el planeta. No hay duda: cayó un asteroide, dispersó polvo con alto contenido de iridio, se asentó y volvió a lucir el sol.

Sobrevivieron los animales pequeños porque comen poco, insectos, restos de animales. Entre ellos había un mamífero tamaño ratón: ¡abuelito! El resto de la historia está bien investigado, abundan los datos y nos movemos en terrenos conocidos y con pocas sorpresas.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas

desquehacerados