El PRI los cría y ellos se juntan

publicado el 07 de enero de 2013 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

El monstruoso matrimonio Amlo-Elba Esther Gordillo ya reparte invitaciones a la fiesta de pedrea contra el centro del DF y anuncia mesa de regalos en El Palacio de la Morena y El Puerto del SNTE: cajas de cerillos para quemar los exámenes diseñados para evaluar maestros, un marco de pejelagarto de río para el registro como partido de Morena, cajas de bombas molotov y de petardos para la protesta social que ambos anuncian pacífica contra la exigencia de que los maestros demuestren su capacidad pedagógica, un plato de granadas rompedoras y otro de metralla, canastas de sprays inflamables con sus respectivos encendedores para dirigir la llamarada contra las fuerzas represivas de la burguesía.

Ah, y un gran tazón Lalique lleno de olvido para esconder los discursos de campaña 2012 en que Amlo auguraba que Elba Esther sería la secretaria de Educación de Peña Nieto. No lo fue. Pero, vueltas de la vida, ya es la secretaria de Educación lehítima.

Sería difícil decidir si es un caso de memoria débil o de estómago fuerte, pero que ya nadie señale que lo peor del triunfo de Peña Nieto era que regalaría la SEP a La Maestra, suena a enfermedad nacional. Los fieles de Amlo digieren lo que les sirva: ¡Si pudieron con Bartlett!... ¿no podrán con la Gordillo? Digieren piedras si las sirve López. Lo que sea. El PRD hizo lo que ni Díaz Ordaz: senadora de la república a La Tigresa Irma Serrano, amante enriquecida por ese presidente que tuvo al menos un asomo de dignidad: dinero y joyas y teatro propiedad de la ciudad, sí. Una senaduría, no. “Pero es que les dice cosas tan horribles a los priistas... que me encanta”, oí decir con frivolidad insuperable. No se las dijo cuando el PRI le daba.

López impuso en la presidencia del PRD a un priista recién salido y sin militancia alguna, Leonel Cota. No es motivo de asombro que un cacique trate de hacer su voluntad, lo inconcebible es que un partido lo acepte sin vergüenza. ¿Dónde estaban Pablo Gómez, Alejandro Encinas, Amalia García, Graco y otros seres pensantes cuando les impuso López a un priista desconocido? Lo primero que Cota, nuevo presidente del PRD, hizo, fue demostrar que ni el nombre se sabía, lo llamó “Partido Revolucionario Democrático”. Claro, para un priista de viejo cuño, el nombre empieza con palabras bien conocidas: Partido Revolucionario... Institucional, bajo el que Leonel Cota militó e hizo carrera política hasta que el PRI, su partido, le negó la candidatura, como se la negó a Ricardo Monreal, que gobernó Zacatecas con el mismísimo equipo que habría puesto como gobernador por el PRI: se salieron todos, entraron al PRD, ganaron Zacatecas y ahora no se sabe quién fue peor: Monreal, priista, o Amalia García, de trayectoria en la izquierda.

Muñoz Ledo... Otro sapo que tragan sin hacer gestos: fue con el PRI el joven cantor de Díaz Ordaz como salvador de la patria el 2 de octubre, secretario de Trabajo y de la SEP, presidente del PRI, empistolado embajador ante la ONU y con problemas por eso en Nueva York. Dejó el PRI con Cárdenas cuando éste no obtuvo la candidatura presidencial. Fundador del PRD con Cárdenas, cuando éste resultó elegido candidato presidencial por el PRD, Muñoz Ledo traicionó de inmediato a Cárdenas y al PRD, fue candidato presidencial, contra Cárdenas y contra Fox, por el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana: el cadáver del sinarquismo. Apenas olfateó el impulso de Vicente Fox, pegó el salto e hizo arribismo descarado a la campaña del seguro ganador. La noche del triunfo, Muñoz Ledo se dio maña para estar al lado de Fox y ser él quien le levantara el brazo al ganador ante la multitud gozosa... con lo cual él también levantaba su brazo en triunfo... Oh, padre Freud. Escoria que llaman izquierda. Y ni se sonrojan.

Les falta Echeverría, quien tiene más méritos para ingresar a Morena que otros ya limpios de pecado: dijo cosas horribles contra los gringos, encabezó el Tercer Mundo y hasta le creó su universidad, hizo del agua de jamaica y los tacos parte del folclor con que se iban riendo y contando anécdotas a pasto presidentes, reyes y reinas. Tiene todos los méritos para estar en el PRD y en Morena.

Como marea

Como marea, menea, batea, sopea, pelea, así, mismamente, alinea y los demás: alineo, alineas, alinea= sopeo, sopeas, sopea... Alíneo no existe. Lo sabe hasta Word, que ya le puso viborilla colorada de error.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas