Ya hay Genographic Project 2.0 beta

publicado el 09 de diciembre de 2012 en «Milenio Diario»
columna: «se descubrió que...»

 

En 2005, la National Geographic e IBM comenzaron el Genographic Project: un intento por "responder las preguntas fundamentales acerca de dónde nos originamos los humanos y cómo llegamos a poblar la Tierra".

La meta es imponente: encontrar los orígenes de la humanidad y las rutas de dispersión por el globo terráqueo. Todos los pueblos han construido mitos acerca de sus orígenes. Ninguno tuvo, hasta hoy, a su disposición una guía precisa como es el ADN, el genoma humano y sus variaciones locales e individuales. Al frente del ambicioso proyecto ha estado Spencer Wells, "quien busca descubrir nuestra historia migratoria y así conocer mejor las conexiones y diferencias que integran en conjunto la humanidad". IBM ha procesado millones de datos.

En el DVD que reúne los capítulos de la serie televisiva al respecto, encontramos a Wells explicando el proyecto a un grupo de indios norteamericanos, luego de tomarles muestras de ADN con un sencillo raspado de la mucosa interior de las mejillas. El jefe lo mira sin expresión, luego replica: Hum… ése será el origen de ustedes, porque nosotros, mi tribu, se originó cuando la montaña X, allá enfrente, se partió y de allí salió el primero de nuestros abuelos…

Aquí entramos de lleno al debate más tedioso de los últimos mil años: es igualmente válida una opinión que la otra porque ambas son opiniones. A ese disparate à la mode se le llama "relativismo cultural" y se enseña en escuelas izquierdosas de París y Nueva York. Y por supuesto de México.

Los que padecemos la herencia bíblica nos topamos con una leyenda infantil en el Génesis. Los caldeos fabricaron la suya, los mayas y toltecas también y de ellos la tomaron aztecas y pueblos más recientes.

Pero tenemos un plano-guía: el genoma, el conjunto de nuestros genes. Los equipos fueron del centro de África al de Asia, de las islas del Pacífico a las Américas, de Finlandia a Ciudad del Cabo, recolectando muestras de ADN con un ligero raspado de mucosa bucal. Las diferencias en el ADN dieron unos 150 mil marcadores y el seguimiento de estos marcadores ofreció el panorama de cómo se expandieron los muy diversos grupos humanos por el planeta.

El Génesis que lee IBM en supercomputadoras dice que la humanidad tiene un mismo origen: hace unos 200 mil años y en el Este de África, por donde ahora está Kenya, el género Homo dio los primeros sapiens y no eran más de 10 mil. Tuvieron un gran éxito en la sobrevivencia por las novedades presentes en la nueva corteza cerebral. Y comenzaron a poblar áreas vecinas. Hace de 80 a 60 mil años, del grupo original comenzaron a desprenderse jóvenes colonizadores de tierras cercanas. Así, en los siguientes 40 mil años llegamos a Australia e islas del Pacífico y ya éramos varias decenas de miles. El continente americano pudo ser el último en recibir humanos con las varias oleadas de siberianos que dieron origen a los mal llamados indios, confusión de Colón que creyó haber llegado a la India.

Con 524,384 participantes en 140 países, Genographic lanza Geno 2.0 beta. Usted puede contribuir con unos dólares y a cambio le envían un kit para tomar su muestra de ADN y luego los resultados.

Cintilan las primeras estrellas

Pero no comenzamos los humanos nuestra jornada en el África de hace 60 mil años, sino muchísimo antes: cuando las primeras estrellas cintilaron.

Hace poco más de 13 mil millones de años, tras el Big Bang que creó nuestro universo, la temperatura impedía la formación de átomos. El universo era una espesa sopa opaca. Se formaron los primeros núcleos atómicos con tres quarks, luego los primeros átomos cuando este núcleo atrapó un electrón y tuvimos hidrógeno. Los fotones, las unidades de luz, pudieron al fin cruzar el universo transparente.

Pero los elementos de la vida, como el carbono, oxígeno, nitrógeno, hierro, magnesio debieron hornearse en los núcleos de las primeras estrellas, formadas cuando la fuerza gravitatoria concentró el hidrógeno a suficiente presión para fusionar el hidrógeno en helio y así se encendieron las primeras estrellas.

Investigadores del MIT, el Caltech y la Universidad de California en San Diego han rastreado el tiempo hasta "la era de las primeras estrellas y galaxias y encontraron materia sin traza de elementos pesados. Para hacer estas mediciones, el equipo analizó luz del quasar más distante conocido: un núcleo galáctico a más de 13 mil millones de años luz de la Tierra". Eso les dio una instantánea del universo en su infancia, a sólo 750 millones de años del Big Bang. Robert Simcoe y sus colegas publican el hallazgo en Nature.

"El nacimiento de las primeras estrellas es uno de esos momentos importantes en la historia del universo", dice Simcoe. Y en la nuestra porque en esos núcleos se formaron los elementos pesados de que estamos hechos.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas