Piden palo y no les dan

publicado el 26 de noviembre de 2012 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

Bastan 50 personas decididas para impedir que se cumpla la voluntad de casi 20 millones de ciudadanos que votaron por Peña Nieto para la Presidencia de México. Nos guste o no a los que no votamos por él, se atendieron todas las instancias e impugnaciones. Pruebas de fraude en urnas no las hubo porque es literalmente imposible comprar a un millón de ciudadanos a cargo de casillas y dos millones de observadores. El candidato del PRD et al. sostuvo, días antes, que tenía 3 millones de observadores ya dispuestos. "Se compraron los votos", fue la réplica berrinchuda ante la derrota, ¿3 millones 300 mil votos? El Tribunal Electoral desechó el chivo, los cinco mandiles y las tarjetas como prueba de esa compra de conciencias.

El llamado, ahora, es a enlodar la toma de protesta de quien pasó todas las pruebas y es presidente electo, aunque nos pese.

En cualquier otro país democrático, sea un medio centenar o cien millares que amenace con rodear, digamos, el Capitolio, encuentra que la policía y la Guardia Nacional impiden el bloqueo.

Si una masa pretende tirar las vallas porque Barack Obama no ganó y se debe impedir que el sospechoso de musulmán asuma el mando por un segundo período en la Casa Blanca; o descalifican su triunfo porque, dirían, ganó usando la enorme ventaja de ser candidato y presidente a la vez; si éstos o distintos rencores convencen a pocos o muchos de impedir por la fuerza de un bloqueo "pacífico" que Obama rinda protesta, les dan de palos y con balas de goma. No hay muertos, pero golpeados sí. Y resfriados porque los cañones de agua que repelen sin mayor daño multitudes en pleno arrebato eufórico y en invierno acaban lanzando hielo.

Ni en París ni en Berlín o Londres duda la policía en lanzar gases lacrimógenos cuando una masa enloquecida se arroja contra los escudos de los policías y llevan, además, sopletes que perforan los escudos de acrílico.

En México la autoridad se paraliza ante el "síndrome de Tlatelolco": "Me dirán represor, que soy un diazordaz..." Las autoridades tragan gordo y abren oootra "mesa de negociación" para negociar lo innegociable: la aplicación o no de la ley. Los dolidos porque vieron volar 40 mil millones de pesos, o porque el pueblo bueno se vendió en las urnas, o porque no les asignan plaza de maestro en Acapulco sino en Nopalera de los Alacranes, y los simples cazadores de "movimientos urgidos de solidaridad", los maestros con licencia sindical para dedicarse a la grilla tiempo completo, el lumpenaje al servicio de quien le pague y lo mismo sirvió al PRI que luego al PRD y el 1 de diciembre hará lo que Morena diga si el pago es suficiente y adelantado, las bastoneras y tamborileros de toda marcha que atraiga reflectores, allí estarán: tratando de cancelar la voluntad indudable de 20 millones de ciudadanos que prefirieron el PRI por diversos y variopintos motivos.

Son varios los grupos que desean ver fuego, sangre y muertos. Para empezar los que no logran digerir que ahora no perdieron por unas décimas de punto, sino por 3 millones 300 mil votos y que ofenden al "pueblo bueno" al gritar que se vende por una tarjeta con 200 pesos. Pero hay más ofendidos: el sindicato que hundió a la Compañía de Luz y Fuerza que daba "servicio" a los capitalinos, no se consuela ni se consolará jamás de haber perdido los 40 mil millones de pesos anuales que sus líderes recogían con palas y repartían como se les daba la gana. Los recibos de electricidad trajeron la leyenda "en liquidación" por decenios. Hasta Felipe Calderón, que decidió lo impostergable: liquidarla.

Nunca estaremos todos de acuerdo en todo. Pero creo que hay una plataforma común con tres pilares básicos que son el deber ser del Estado: creación de infraestructura, seguridad a las personas y sus bienes, y aplicación pareja de la ley.

Morena

En Morena nada más les falta Luis Echeverría para estar todos. ¿Y por qué? ¿No lo invitarán sus compas Muñoz Ledo, Manuel Bartlett y tanto distinguido priista que debe su carrera a Echeverría y hoy está en Morena defendiendo los principios básicos del echeverrismo?

Gonzalo Rivas

Se investiga la muerte de dos normalistas en la refriega con policías al liberar una caseta de pago, ¿y el asesinato de Gonzalo Rivas, quemado vivo por esos normalistas al incendiar la gasolinera donde trabajaba?

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas

desquehacerados