Arrogancia clasista

publicado el 06 de noviembre de 2012 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

El pensamiento conservador mexicano ha saltado generaciones: Los estudiantes del CEU cerraron la UNAM en protesta porque el rector Jorge Carpizo planteaba volver a cobrar las cuotas que todos habíamos pagado, de 200 pesos, y aplicarlas a becas alimentarias para estudiantes no sólo exentos de pagar, sino con ayuda para concluir su carrera. No querían volver a la escala del 0 al 10 en calificaciones (es difícil imaginar algo más trivial) ni exámenes estandarizados por departamento.

Los alumnos de las normales rurales exigen lo que todo médico, físico, ingeniero o astrónomo desearía: una plaza al terminar su carrera, y en un gran hospital, en el equipo del CERN, en una compañía constructora de primera o en el Observatorio de Tonantzintla (porque el de San Pedro Mártir les queda muy lejos), sin clases de inglés ni de computación y consideraciones al examinarlos porque llegan handicapeados por un origen donde no hay libros ni conversaciones cultivadas. Derecho a rentar, vender o heredar su plaza de maestros. Y ya nomás.

Son los pobres. Pero llegan los niños y niñas bien, de universidades con cuotas de 80 mil pesos, y lo primero que reclaman es revivir la funesta comisión censora de radio, tv y cinematografía, la que prohibió por decenios exhibir La sombra del caudillo, la que dictaminó que Gigante era anti-mexicana a pesar de que Rock Hudson hace una defensa a golpes de su esposa mexicana, y la que sacó del aire al Loco Valdés, con el programa de mayor popularidad, por el chiste: “¿Ya saben cuál es el presidente bombero?... Bom-berito Juárez”.

Por supuesto, es tarea del Estado reglamentar los medios, administrar las frecuencias, sancionar el agandaye de canales, cobrar por el uso del espectro puesto que produce utilidades.

Pero otra cosa es lo que demandan los chavos de la Ibero: regular contenidos con el muy soviético afán de cuidar la salud del pueblo, impedir que lo envenenen con tara-novelas y futbol. ¿Y con cuál chingao derecho dirán qué sí y qué no?/p>

Fácil: Siendo, como son, niños y niñas bien, están por encima del vulgo domesticado, ven la trampa, tienen resistencias de clase contra la naquería de la tv, y están por eso moralmente obligados a cuidar al pueblo bueno (pero tonto). Es difícil incurrir en una arrogancia clasista más insolente.

Asesinato de GONZALO RIVAS, quemado vivo por los normalistas de Ayotzinapa que incendiaron la gasolinera donde trabajaba.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas

desquehacerados