¿Con El Vomitadito? ¡no manchs, we!

publicado el 28 de noviembre de 2011 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

El candidato que encabeza todas las encuestas, Enrique Peña Nieto, para exponer su proyecto de reformas necesitó un libro entero. Bien, eso es serio. Pero las va a realizar asociado, para la reforma educativa, con la Maestra de inexplicable fortuna en millones y las demás con El Vomitadito Verde o sea, ves, cómo te explico... ¿el ya no niño dejará la parranda? La carcajada es cósmica: ¡No manchs, wey! Un poquillo de respeto para el respetable (osea el público, ves).

La propuesta del senador Beltrones es la que un gobierno socialdemócrata debería abanderar. La he leído con sorpresa porque, la verdad, no esperaba del PRI un proyecto con la orientación de los socialismos español, chileno y brasileño. Esto confirma que ya no importan los partidos, sino las personas. El libro de Peña Nieto sirve para evadir la inaplicable contra-reforma electoral del 2007 con un claro acto de campaña anticipado. Pero no más anticipado que las giras del Peje que llevan cinco años y, dice él, ha integrado así dos millones de clubes con sus fans. ¿O dijo cuatro? Ya no importa.

La receta para ganarle al PRI ha sido multicomprobada: PAN + PRD + 1 buen candidato del PRI pero bloqueado. Sólo con alguien del PRI le han ganado al PRI. Lo entendió Peña Nieto. Pero en esa ecuación no tienen mucho que hacer otros partidos. Entre ellos el NFG, el Negocio de la Familia González, o Partido Verde Ecologista.

Se puede hacer pasar por izquierda a un priista como Ricardo Monreal, que gobernó Zacatecas con todo el equipo priista que habría tenido como gobernador del PRI. Pero todo tiene un límite, y el Verde lo ha más que rebasado: sumó fuerzas en el 2000 para destruir al PRI y salvar a la Patria. Ganó Fox y el ex candidato del PARM, el inefable Muñoz Ledo, con El Vomitadito, compartieron la noche de triunfo sobre el detestado PRI. Luego Fox se puso pichicato a la hora de pagar y las boletas no permitían contabilizar los votos arrimados por el Verde. Y así fue como el Verde rompió con Fox y ha descubierto que el PRI, lo peor en el 2000, después de todo es la mejor opción en 2012.

Por eso es una ventaja de la contrarreforma del 2007, quizá la única, que las coaliciones en 2012 tendrán opciones múltiples: se podrá votar por Peña bajo el signo del PRI, o del Verde o del Panal, y los votos se sumarán, pero habrá recuento para cada partido. Allí es donde los ciudadanos podemos llevar a la quiebra estos buenos negocios si los votos, por separado, no les alcanzan para seguir mamando de la inmensa ubre presupuestaria.

¿Una reforma educativa acordada con la Maestra? ¿No es su sindicato el tapón? ¿Le vas a encargar tu bebé, tus reformas, a esa mano para que meza la cuna?

Ya señaló la contradicción Héctor Aguilar Camín en la presentación del libro de Peña Nieto y la destacó Carlos Puig en su nota. Pero dio respuesta Peña Nieto en el programa de Leo Zuckerman: “¿Reforma energética con el sindicato de Pemex en casa? ¿Reforma educativa aliándose con el partido de la maestra Gordillo? ¿Transparencia en el gasto de los estados con gobernadores priistas opacos, incluido el ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, hoy presidente del PRI? ¿Cómo creerle a Peña su intención reformista cuando los enemigos de estas reformas están dentro de su partido? Peña contestó con un argumento interesante: es más fácil que un presidente priista convenza a estos grupos de la necesidad de estas reformas...”.

Se lo hubiera creído a Echeverría, a Salinas: habrían vencido, sin el con. Pero no a Peña Nieto. Vencer no puede y convencer es un asunto racional, doy argumentos, los reviran, añado más. Pero los grupos corporativos, fuerza del PRI, van sólo y sólo si, conservan sus privilegios. Los maestros se niegan a presentar exámenes porque saben que saldrán reprobados. Los líderes petroleros saben lo que conviene al país, pero no a ellos si dejan de vender las plazas del Sindicato y si Pemex se abre a capitales. Se lo gritó AMLO al senador perredista Carlos Navarrete: ¡Salvaré Pemex cuando YO sea Presidente! Es ingenuo esperar que los sentenciados a morir paguen las balas, salvo en China.

Peña respondió lo primero que le vino a la mente. Razonar con la Maestra o con el Verdoso es como intentarlo con AMLO: van a lo suyo. ¿Pruebas? El proyecto de Beltrones, senador por el PRI, fue congelado. Cierto: es senador y no presidente. Pero los condenados a desaparecer no verán diferencias.

De cómo una bellísima mujer hace todo por destruir su vida, y casi lo consigue: Olga (Planeta, 2010).

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas