En Venezuela es correcto; en México, traición

publicado el 21 de septiembre de 2009 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

Una compañía italiana y otra española, localizaron en Venezuela un enorme yacimiento de gas. Los gastos y el riesgo corrieron por cuenta de estas empresas privadas. Las utilidades se repartirán aproximadamente por tercios. Hugo Chávez, a quien nuestros legisladores y dirigentes del PRD han ido a ofrecer sus respetos, como se decía antes, ha hecho el anuncio entre salvas y tambor batiente. El hombre, con su realpolitik, tiene asegurado el futuro de su régimen con el tercio de utilidades que los contratos de riesgo le otorgan. Podrá invertir de forma casi ilimitada en reprimir la oposición, apoderarse de medios electrónicos, eternizarse en la Presidencia y pagar a manos llenas campañas de candidatos afines a su régimen por toda Latinoamérica.

[[ El hallazgo venezolano, hecho por empresas privadas y extranjeras, significa, por lo pronto, que López Obrador tendrá la llave de flujo abierta para su campaña presidencial, sin importar cuánto lo restrinjan las leyes mexicanas porque, sencillamente, hoy mismo no es candidato: puede recibir sin dar cuentas a nadie. ]]

De nuestros políticos patriotas, ninguno ha levantado la voz por "el despojo que sufrirán nuestros hermanos venezolanos" por la voracidad de extranjeros, y cantaletas similares. Ni siquiera Evo, que se opuso a la explotación del gas boliviano y lo tiene muy seguro bajo tierra. El ex candidato del PRD lo dejó escrito con todas sus letras en su Proyecto alternativo de nación: participación de particulares en la exploración y explotación de nuevos yacimientos de gas y petróleo. Pero el mismo personaje le respondió a un asombrado senador, Carlos Navarrete, que le explicaba: "Es que, Andrés, Pemex se hunde y con Pemex el país"… A lo que vociferó el héroe de la izquierda. "¡Que se hunda: ya lo rescataré yo cuando sea presidente!" No hay tontería, sino mala fe en la pomposa labia que oponen a los contratos de riesgo.

PRI y PRD están convencidos de que tecnología y capital de empresas privadas son urgentes. Pero juegan a empeorar la crisis económica para luego ser ellos los salvadores. El PAN se ha visto lerdo entre hienas. El PRI abrirá la exploración y perforación en cuanto gane la presidencia, como la ganará. Ya permitió participación de particulares en perforación de pozos petroleros hasta Díaz Ordaz. No lo sé porque haya localizado reportes con base en la ley de transparencia, sino porque mi único tío materno hizo fortuna perforando para Pemex en condiciones inmejorables: si encontraba petróleo le pagaban, y si no, también. Mi tío no se corría riesgo alguno.

Para que la retórica pseudo-nacionalista cale sin argumentos, el PRID cuenta con 80 años de escolarización de los mexicanos en baratijas ideológicas. La escuela pública y los mitos de la Revolución hacen posible esta juerga de oratoria barata que no se tragaría nadie en otra región del mundo. Nada ha hecho tanto daño a México como la idolatría por la Revolución.

Ahora mismo no necesitamos explorar para localizar gas: sabemos que medio Tamaulipas está sobre depósitos que se extienden hasta Texas. Los texanos hace años que extraen del mismo yacimiento porque Madre Natura no respeta fronteras, y nos venden el gas que aquí prohibimos extraer. ¿Y?

El PRID desde la oposición afirma, con entera razón, que Pemex sí tiene capital suficiente para explorar y explotar. Pero evitan el condicional: lo "tendría" si no aportara .40 centavos de cada peso del presupuesto federal. Mañana mismo puede Pemex montar diez equipos de exploración y perforar pozos en Tamaulipas que nos eviten comprar nuestro propio gas… siempre y cuando los diputados no integren al presupuesto del 2010 las utilidades de Pemex. ¿Y qué harán sus gobernadores cuando les avisen de este nuevo y feroz recorte? ¿Y los sindicatos de burócratas?: si hay despidos, por ese motivo; y si hay recortes al salario, por ese otro.

Italia y España son países sin gas y sin petróleo, pero con empresas dueñas de tecnología que buscan facilidades como las ofrecidas por el gobierno de Hugo Chávez: si encuentro, nos repartimos; si no encuentro, yo pierdo todo. ¿No es una buena oferta? El sindicato de Pemex y nuestros legisladores son como el perro del hortelano: que ni come hortalizas ni las deja comer. Han apostado, con López Obrador, al derrumbe del país, para luego salvarlo con medidas a las que hoy se oponen. ¿Y el PAN? Con Fox, dejó intacto al PRI. Con Calderón aplaude cada que lo golpean.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas