Peligran el vaso de agua y Bombay

publicado el 22 de marzo de 2009 en «Milenio Diario»
columna: «se descubrió que...»

 

El argumento histórico

Hace unos mil años, cuando el latín vulgar (del vulgo, del pueblo) cruzó la barrera y formó una nueva especie en las llanuras de Castilla, España, el vas aquae (vas ácuae) pasó a ser vaso de agua. La nueva lengua había perdido las declinaciones (aqua, aquae, aquam...) y empleaba preposiciones (de, a, para...). Desde entonces, los que tenemos el español por lengua materna decimos barril de vino, costal de trigo y vaso de agua cuando esos contenedores están llenos, cuando son una medida.

En Francia, Italia y otros dominios del latín, ocurrió un proceso semejante y se formaron las expresiones verre de eau (acortado en d’eau), bichiere di aqua (d’aqua). También el inglés, procedente del antiguo germano, perdió las declinaciones de éste (que, en cambio, sí conserva el alemán moderno) e hizo glass of water. No existe un angloparlante que dude al solicitar A glass of water, ni francés que no diga Un verre d’eau.

El argumento gramatical

La preposición DE tiene en español más de veinte significados: posesión (vaso de María), procedencia (vaso de Tonalá), contenido (vaso de agua), materia (vaso de vidrio), modo (vaso de lado), etcétera. La usamos para referimos a un contenido: jarro de atole, botella de tequila, copa de coñac, plato de sopa, cazuela de mole, cartón de cerveza, camión de grava, tanque de gas, taza de café.

En recetas de cocina se suele medir en "tazas de". "Ponga una taza de leche, una taza de harina y una taza de azúcar" significa que ponga lo de adentro y sin la taza. No eche las tazas a la batidora.

El argumento literario

Desde El cantar del mío Cid, pasando por Cervantes, Lope y Sor Juana, hasta Paz, Borges, Fadanelli, Mastretta o quien guste, mil años de literatura española han dicho copa de vino, plato de sopa y vaso de agua.

El argumento de autoridad. Si no fuera suficiente lo argumentado, lo ordenan la Real Academia Española, la Academia Mexicana y todas las academias asociadas. Dice su Diccionario: "de. (Del latín de). Preposición. Denota posesión o pertenencia(...) // 5. Úsase para señalar lo contenido en algo: Un vaso de agua. Un plato de asado".

¿De dónde nos llegó el "vaso con"? Comenzó hace unos 30 años. Fue una generalización de los meseros que piden al cantinero, correctamente: "Pásame un vaso con hielo", es decir algunos hielos, no una medida. Comenzaron a corregir a los clientes, y como éstos hace mucho dejaron de leer, acataron la orden meseril.

No es que con sea incorrecto, es algo distinto: una cosa es una botella de tequila y otra, distinta, una botella con tequila: ésta tiene solo restos de tequila, olor. Una taza de café está llena, una con café está sucia. Si pedimos "un vaso con agua" nos arriesgamos a que nos lo den mojado. Pero si pedimos "tómate un vaso con agua" nos arriesgamos a una demanda por intento de homicidio pues quien siga nuestra orden morirá con el vaso atragantado.

Pekín

La capital de China se llama en español Pekín, en inglés Peking, en italiano Pekino. ¿De dónde salió ese "Beijing" que, además, debe pronunciarse "Beiying"? De que el idioma chino se escribe con ideogramas y no con letras, así que no es posible transcribir de un alfabeto a otro, como hacemos con idiomas de alfabeto diferente al nuestro. Es fácil transcribir el griego: si veo una delta pongo una D; el hebreo: dálet es D, mem es M. Lo mismo con el ruso. Pero el chino carece de equivalentes para a, b, c. Por eso inventaron un sistema, llamado pin-yin, para transcribir sus nombres a las letras latinas empleadas por la enorme mayoría de los idiomas, desde el inglés y el español, hasta el polaco y el turco.

Para poder leer correctamente una palabra china transliterada a pin-yin debe usted llevar una lista de equivalencias: B es cercana a P, D es cercana a T, Z es Ts, Q es Ch, etc. Así que el viejo Mao Tse-tung ahora se escribe Mao Zedong, pero se pronuncia... adivinó: íMao Tse-tung!

Si usted le pregunta a un chino cómo se llama la capital de su país, escuchará algo que, quienes hablamos español, encontraremos cercano a Peyín, porque nuestra P es suave. Quien hable inglés o alemán escuchará una B, porque su B es fuerte.

¿Se quiere usted meter en ese lío? Pues sígale, porque ahora deberá decir Moscú en ruso, y la impronunciable capital de Dinamarca en danés.

Mumbai

Y cuando vea esto no piense en otra rara ciudad, es la vieja Bombay. Como Sri Lanka es nuestro Ceilán, el oloroso a canela, té y curry. Los hispanohablantes ni siquiera podemos pronunciar Sri, como no podemos con la st de street o stolen, y decimos Esri, estrit y estolen. Líos de la corrección política extrema y boba. Y la ciudad que en alemán se escribe München, es Múnich, ese Miiiúnik que se oye es inglés y, el colmo, en italiano es Mónaco, y Moscú en griego se llama Mosca. Nuestro país en francés suena Mecsík y no nos quejamos. ¿Ve?

Este artículo puede ser imprimido y llevado en bolsos llenos de impresos para mostrar en casos de extrema ne-ce-dad.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas