Un cambio de opinión se ve en el cerebro

publicado el 10 de mayo de 2015 en «Milenio Diario»
columna: «se descubrió que...»

 

Ver sin comillas, ver el proceso en el cerebro, mirar el momento en que está ocurriendo en neuronas. Así como los investigadores han visto la creación de una memoria en la consolidación de un circuito entre neuronas, o el despertar de un recuerdo ante un estímulo sensorial, investigadores de Stanford reportan que han visto las señales cruzadas en el cerebro que concluyen con un cambio de opinión. “Es como leer la mente”, dicen en el journal eLife.

Los resultados los obtuvo Krishna Shenoy, ¿un neurocientífico? No: un ingeniero electricista de la Stanford School of Engineering. Los experimentos los llevó a cabo Matthew Kaufman, neurocientífico. El equipo de Shenoy “grabó por primera vez las fluctuaciones, momento a momento, de las señales cerebrales que ocurren cuando un mono, en libertad de elegir, cambia de opinión”.

Ni alma ni cartesiana res cogitans ni homúnculo con las riendas de nuestra voluntad desde la pituitaria y montado en el fragmento de hueso craneal llamado silla turca: nada de eso. Neuronas y sus descargas eléctricas, elementos químicos cocinados en los núcleos de estrellas desaparecidas en explosiones de hace millones de años: carbono, hierro, calcio, oxígeno, sodio, potasio y elementos escasos, producen vida, conciencia y voluntad.

“Los descubrimientos básicos en neurociencia ayudarán a crear prótesis neurales que puedan retener el movimiento de un brazo prostético mientras el usuario está seguro de su decisión”, dice Shenoy.

Los monos tuvieron entrenamiento en toma de decisiones. Una técnica desarrollada por Kaufman permitió rastrear las señales cerebrales al tomar una decisión con exactitud de fracción de segundo. “Así se revelaron las señales neurales ocurridas durante una duda momentánea o cuando el mono cambiaba de opinión. Estamos viendo muchos fenómenos cognitivos por primera vez”, señala Kaufman. “El más crítico resultado de nuestro trabajo es que ahora podemos rastrear una decisión aislada y ver cómo se llega a ella: sea una decisión rápida, lenta o con cambio de opinión a medio camino”.

La investigación permitió medir el tiempo de duda antes de que el movimiento real comenzara. El diseño permitía a los investigadores cambiar la tarea solicitada para así alentar un cambio de opinión. Con 192 electrodos en la corteza cerebral motriz y premotriz el equipo monitoreaba y medía la actividad cerebral al responder a un laberinto visualizado en una pantalla de computadora.

Ahora viene la parte filosóficamente asombrosa: “Vimos que la actividad cerebral durante típicas elecciones libres se veía exactamente igual que cuando la elección era forzada. Pero unas pocas de esas elecciones libres fueron diferentes. Como una vez de cada ocho el sujeto hacía un plan y con rapidez lo cambiaba de forma espontánea un momento después”, señala Kaufman.

El mismo investigador señala implicaciones de estos hallazgos respecto del libre albedrío y cómo, en los primeros años 80, el neurocientífico Benjamin Libet condujo en la Universidad de California en San Francisco un experimento al respecto. Un grupo de voluntarios fue conectado a un electroencefalógrafo. Se les pidió apretar un botón siempre que lo desearan. También que anotaran el momento preciso en que lo decidían.

“El experimento de Libet mostró que una actividad cerebral distinta comenzaba, en promedio, unos segundos antes de que la persona se percatara de que planeaba apretar el botón. Libet concluyó que el deseo de mover surgía de forma inconsciente, y que el ‘libre albedrío’ podía llegar sólo en forma de un veto consciente: un libre rechazo.

Kaufman no ve la muerte del libre albedrío en los resultados de Libet ni suyos, sino una muestra de que podemos planear un movimiento, pero cambiar de idea un segundo después. El momento de comprometernos con nuestra elección puede ocurrir después, como reportaron los sujetos de Libet. “Ser capaces de ver cómo cada elección se desarrolla en milisegundos puede hacer posible un mejor estudio de estos resbaladizos asuntos”, concluye Kaufman.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas