Primavera trae un resucitadero de dioses

publicado el 05 de abril de 2015 en «Milenio Diario»
columna: «se descubrió que...»

 

La Pascua (Pascua florida se dice aún) es una celebración agrícola pagana del final de los fríos y la resurrección de la naturaleza: los árboles florecen, los animales paren sus crías, el agricultor sabe que es tiempo de sembrar. Sembrará semillas genéticamente modificadas en el Medio Oriente, hace más de 10 mil años, si siembra trigo, centeno o cebada. Hará sólo unos 4 mil si siembra maíz: el teocinto genéticamente modificado por los pueblos americanos.

El cultivo de semillas genéticamente modificadas y la construcción de ciudades, necesarias para esperar las cosechas, se conocen como Revolución Neolítica, llevada a todo el Mediterráneo por mis tíos y primos, descendientes de un hombre, y uno solo, mi recontra-abuelo, que vivió hace 20 mil años en el Creciente Fértil y tuvo una mutación en su cromosoma Y. (Genographic Project o rastreo de todas las vías por las que los humanos salimos de África).

Antes de conocer el origen de las estaciones como variación del día y de la iluminación solar debida a la inclinación del eje terrestre y sus diversas posiciones respecto al Sol, los pueblos imaginaban explicaciones ocurrentes. En el mundo helénico la primavera llegaba por el regreso de Persefonís (o Perséfone) a los campos que su madre, Dímitra (o Deméter o Ceres en Roma, de donde nos viene cereal), llenaba alegremente de vegetación renovada. A Persefonís la había secuestrado el dios del inframundo, Hades o Plutón. Pero el llanto de su madre lo había convencido de regresarla medio año a sus maternales brazos.

Esto dio origen a los misterios eleusinos, en marzo, por primavera; a fines de septiembre, por otoño, aunque también cambiaban de fecha exacta. Elefsis (o Eleusis) es en la actualidad un pueblito horrible a unos kilómetros de Atenas y junto al mar, pasando El Pireo. Como parte de la fiesta se preparaba vino en celebración a Dióniso, cuya relación con Persefonís cambia de un autor a otro. Y también una bebida a base de centeno. La diversión subía no por el poco alcohol de esa especie de cerveza, sino porque, los griegos no lo sabían, el centeno tiene una plaga, un hongo, el cornezuelo, que es un fuerte alucinógeno. Así que la multitud veía maravillas durante los misterios eleusinos. Comenzaba por darse un baño de mar en Fáliro, costa al sur de Atenas, a donde todavía van los atenienses en verano por un rato (cuando no les alcanza para las islas).

Eran cuentos de ignorantes para los filósofos que, en Jonia, la costa hoy turca del Egeo, buscaban y encontraban explicaciones naturales para los fenómenos naturales. Pero eso no les impedía participar de las fiestas y borracheras que celebraban el regreso, la resurrección, de Persefonís, y honraban a Dióniso.

La Pascua sigue dos calendarios, solar y lunar, dato que muestra su origen agrícola y, por lo mismo, pagano. Ocurre en la semana con la primera luna llena después del equinoccio de primavera. Por eso varía tanto. Si la luna llena viene mucho después o en la semana posterior al equinoccio se atrasa o se adelanta. ¿Y qué pasa si la luna llena ocurre en la misma semana del equinoccio? Pues que las iglesias cristianas se hacen bolas: la católica y las reformadas hacen un cálculo, las ortodoxas (griega, rusa, búlgara, etc.) hacen otro y celebran la resurrección de Cristo en fechas distintas.

Lo que no cambia son los días para la última cena de Jesús, jueves, y su muerte, viernes. Pero, recordemos, Jesús y sus apóstoles se reunieron en Jerusalén para celebrar la Pascua, fecha en que el pueblo de Israel recordaba su salida de Egipto y la noche de angustia en que pasaría el Ángel de la Muerte matando a todos los primogénitos de Egipto. Esto es, la cena era para Jesús, la noche de Pascua.

Que Jesús resucite al tercer día es una imagen de la semilla sembrada que, a los tres días, germina. Osiris, en Egipto, también resucitó al tercer día unos milenios antes de Jesús; Atis renace el 25 de marzo; Krishna también murió en un árbol (o cruz) y resucitó, lo que hace al cristianismo un sincretismo: unión de diversas religiones.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas

desquehacerados