El temor al terrorismo agota

publicado el 11 de enero de 2015 en «Milenio Diario»
columna: «se descubrió que...»

 

La Universidad de Tel Aviv ha estudiado cómo el insomnio producido por ansiedad merma fuentes vitales y allana el camino al agotamiento en el trabajo diario. “Los ataques terroristas en torno al mundo siguen aumentando en alcance y severidad. En la secuela de esos ataques, las autoridades con frecuencia responden a las necesidades de las víctimas y de sus parientes. Pero ¿qué hay acerca del impacto del terrorismo en la población general, alejada del lugar de los ataques, o víctimas ‘indirectas’ del terror?”

La Universidad ha publicado en el Journal of Organizational Behavior un nuevo estudio que por primera vez va dirigido a la relación directa entre terrorismo e incidencia de agotamiento laboral. La investigación, conducida por Sharon Toker, en colaboración con Gregory Laurence y Yitzhak Fried, de las universidades de Michigan y Texas, respectivamente, “examina cómo el temor al terrorismo puede causar insomnio, pieza mayor en el agotamiento laboral, que es un estado de extenuación física, emocional y mental”. El temor al terror es causa mayor de estrés, dato algo obvio, no lo es tanto la contribución de los colegas en el lugar de trabajo para revertir esta tendencia preocupante.

“El terror destaca la presencia de la muerte en nuestra conciencia”, dice Toker. “Uno tiende a no estar recordando la muerte de forma cotidiana, pero el terrorismo conduce cada día a casa la idea de que uno puede morir en cualquier momento. Con los ataques terroristas nada puede hacerse, eso es lo realmente aterrador”.

El estudio se llevó a cabo en Israel y sus primeras medidas se tomaron entre 2003 y 2004, en el pico de la segunda intifada, tiempo en el que 550 atentados terroristas causaron la muerte de 880 civiles. Los investigadores definieron terrorismo como “un hecho imprevisto, escaso, violento y destructivo que podía hacer blanco en cualquier persona en cualquier momento”. Definieron el agotamiento laboral por “extenuación física, debilidad cognitiva y letargia emocional”. El trabajador no tiene fuerza física, no interpreta los datos de su entorno con claridad y tiene emociones embotadas, lentas.

Una muestra al azar de 670 empleados israelíes se sometieron a revisiones rutinarias en el Tel Aviv Sourasky Medical Center y llenaron cuestionarios para evaluar la incidencia de insomnios, temor al terrorismo, temor a la seguridad personal, tensión sentida en lugares públicos, nivel de apoyo en el centro de trabajo y señales de agotamiento laboral. Los empleados fueron monitoreados del 2003 al 2009. Con esa extensión del periodo de estudio se buscaron señales de mejoría o empeoramiento de sus condiciones.

“Encontramos que entre más altos tus niveles de miedo al terrorismo, como línea base, mayor tu riesgo de insomnios, y, en consecuencia, los que tenían mayor probabilidad de desarrollar insomnio fueron también los que presentaron mayor probabilidad de agotamiento laboral algunos años más tarde”, dice Toker. “El agotamiento es un resultado directo de los recursos mermados, así que quienes de forma consistente no duermen bien reportan agotamiento laboral. De forma interesante, encontramos que quienes reportaron apoyo de sus colegas, pero no de sus jefes, desarrollaron de forma significativa menos insomnio y poca incidencia de agotamiento laboral después de varios años”.

El dato más notable: Los investigadores encontraron que mientras el apoyo de la gerencia no ayudó a calmar el miedo al terrorismo en los trabajadores, el apoyo emocional y técnico provisto por colegas sí fue instrumento para revertir el insomnio y el resultante agotamiento laboral causado por temor al terrorismo.

¿Qué puede hacer la gerencia? Su apoyo no es eficaz, pero puede promover “una red de fuerte apoyo social en el lugar de trabajo, hábitos de sueño saludables, programas de asistencia” dice Toker.

DE: Taza de café, copa de vino, botella de tequila, costal de cemento, plato de mole, cartón de cerveza y así vaso de agua: todo lo que está lleno se expresa en español, hace mil años, con la preposición DE.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas