La astronomía comprobará la física cuántica

publicado el 21 de diciembre de 2014 en «Milenio Diario»
columna: «se descubrió que...»

 

El libre albedrío, la libertad que suponemos en el delincuente o el santo para hacer lo que hace, es un pilar de la ética y un supuesto dado por hecho en toda ley para que haya delito. Pero, ¿existe?

Si un fenómeno se explica con física clásica, la de la vida cotidiana donde los gatos están vivos o muertos, el agua hace ondas y la arena son partículas, y no existe superposición de estados, el sentido común y la ciencia prefieren la explicación clásica.

En el mundo subatómico fue necesario crear una nueva física basada en que la energía no es continua, viene en minúsculos paquetes que Planck denominó, a partir del latín, quantum, con plural neutro quanta.

Una partícula (no tenemos otra palabra) es a la vez partícula y onda, en superposición de estados mientras no tenga lugar una observación. Dato bien conocido, confirmado.

Cuando un físico diseña un experimento, ¿es libre? En reporte publicado por Physical Review Letters, investigadores del MIT proponen un experimento que puede cerrar una objeción contra la cuántica. Hay resultados llamados contraintuitivos porque evaden lo que razonablemente podría esperarse. Y uno es el entrelace (entanglement) de partículas: en un par de partículas producidas en laboratorio, la medición de una sola de ellas produce un efecto instantáneo en la otra, aunque se encuentre en otro extremo del universo. En 1935 se publicó como paradoja EPR por las iniciales de sus autores: Einstein, Podolsky y Rosen.

David Kaiser, del MIT, comenta: “Antes de que digamos que las ecuaciones de la teoría cuántica afirman que el mundo es inescapablemente loco y extraño, ¿hemos cerrado todo escape lógico concebible, aun si puede no parecer plausible en el mundo que conocemos hoy día?” Propone un arreglo de detectores de partículas para “la luz más antigua del universo: la de distantes quasares, o núcleos galácticos, formados hace miles de millones de años”.

El supuesto esencial es que “si dos quasares en extremos opuestos del universo tienen suficiente distancia entre sí, habrían estado fuera de todo contacto causal desde el Big Bang, hace unos 14 mil millones de años, sin medio alguno posible de haberse comunicado por medio de un tercer elemento desde el principio del universo: el ejemplo ideal para determinar los valores detectados de sus partículas”.

Un experimento tendría este diseño: un laboratorio tiene un generador de partículas, de tal forma dispuesto, que un átomo radioactivo se divide en pares de partículas entrelazadas. Un detector mide cierta propiedad de la partícula A y otro detector mide lo mismo en la partícula B. Digamos que buscan la polarización o el spin o cualquier otra variable. La duda es: ¿la variable ya existía, aunque oculta por falta de medición? Es lo sensato. O la variable no existía antes de la medición y dada la medición en A asume de fijo otra en B. Lo cuántico es insensato, contraintuitivo.

Un instante de segundo después de que se generan las partículas, pero justo antes de que los detectores se enciendan, “los científicos podrían emplear observaciones por telescopio de quasares distantes para determinar qué propiedad deberán medir en cada correspondiente partícula. En otras palabras, el quasar A determina los ajustes para detectar la partícula A (qué variable va a medir), y el quasar B ajusta el detector de la partícula B”. Complicado, pero de gran belleza formal... ¿o no?

Sería imposible que esos detectores, ajustados por fuentes separadas desde el inicio del tiempo “conspiraran”, se pusieran de acuerdo para dar una cierta medición. “El arreglo experimental cerraría el escape por el libre albedrío”. De nuevo: la duda es si el experimentador, al ajustar sus receptores, lo hace con libertad o sigue una conspiración del universo para encontrar que A determine a B sin señal entre ellas, con violación del principio de localidad. “Si luego de muchas observaciones hay correlación entre los resultados de A y B mayor a la predicha por la física clásica, la cuántica está en lo correcto”, por irrazonable que parezca.

En eso están.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas