La determinación del sexo no es definitiva

publicado el 08 de junio de 2014 en «Milenio Diario»
columna: «se descubrió que...»

 

Resulta que no basta con que a un óvulo llegue, en la primera competencia que enfrentamos, un espermatozoide X o uno Y para tener, en el primer caso una hembra, en el segundo un macho. El óvulo y el espermatozoide siempre llevan la mitad de los cromosomas necesarios para que una célula comience a replicarse. Por eso tenemos las manos de papá y los ojos de mamá. La mezcla genética amplía las diferencias individuales y la selección natural tiene más de dónde elegir.

Pero el aporte de la madre, respecto al cromosoma que determina el sexo, siempre es X, que hace hembras. El padre pone a correr espermatozoides que pueden llevar un cromosoma sexual X o uno Y: si es X tendremos una hembra, si es Y, un macho. Si la reina no daba un heredero varón no era su culpa, sino del rey, supimos siglos después de tragedias. Pero creíamos que allí terminaba la duda y no es así:

“El modo en que el sexo de un organismo se determina exige mantenimiento de por vida”, sostiene investigación realizada por la Universidad de Minnesota y publicada en Developmental Cell.

Ya el Departamento de Genética de la misma universidad había mostrado que la determinación sexual, un óvulo fecundado XX o uno XY, no es permanente. En modelos con ratones, se había encontrado que “el sexo de las células gonadales —las localizadas en los ovarios o testículos— exige mantenimiento continuo y que perder un único factor de transcripción puede resultar en la transformación de células masculinas en femeninas”. Caveat: nada de esto resulta implicado en la homosexualidad. Punto.

El ADN, la cadena de todos los genes de un organismo, debe partirse y realizar copias durante el duplicado de cada célula, proceso que es constante en la vida de un ser vivo para renovar los diversos tejidos. La ejecución de esa tarea está a cargo de un mecanismo molecular que arma cada secuencia del nuevo ADN, proteínas que controlan el flujo de transcripción y ponen las piezas del lego en su sitio, de ahí que se les llame factores de transcripción. La transcripción del ADN, para continuar la vida, es un complejo proceso por el que del ADN se hace un molde que, como todos los moldes, es la imagen inversa, el ARN mensajero. Y eso ocurre en cada instante de la vida de un organismo.

Los responsables de mantener la diferenciación sexual “son los factores de transcripción DMRT1 en los testículos y FOXL2 en el ovario. Lo que nos preguntamos en el presente estudio fue cómo las células mantienen esa diferenciación y por qué su determinación sexual exige protección continua”, dijo David Zarkower, autor principal de la publicación.

El análisis del transcriptor en los testículos encontró que la determinación sexual del feto macho estaba a cargo de un gen, el Sox9, que sigue manteniendo esa determinación después del nacimiento. “Parte de su trabajo consiste en silenciar genes propios de la determinación fetal femenina. Este descubrimiento indica que la determinación sexual exige un proceso de mantenimiento durante toda la vida”.

El equipo de Minnesota hizo otro descubrimiento notable: “La habilidad del factor DMRT1 para limitar las señales de ácido retinoico (AR) que activan los genes propios de la determinación sexual femenina y el desarrollo de los órganos femeninos”.

Zarkower especifica: “Si bien las señales de AR entre células son absolutamente necesarias en la producción de espermatozoides, encontramos que también tiene un lado oscuro: Si DMRT1 no está en su puesto como guardián de la virilidad, el AR puede activar genes que conducen a la transdiferenciación macho-a-hembra. Esto muestra que las señales entre células pueden transformar las identidades de las células mismas de macho a hembra. Pensamos que otro tipo de células podrían requerir también mecanismos similares para no ser reprogramadas”… a células femeninas.

En el lenguaje hay un notorio sesgo: el AR es necesario para producir espermatozoides, pero tiene un “lado oscuro”… feminizante. El DMRT1 es factor de transcripción, pero también “guardián de la virilidad” que puede hallarse descuidado…

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas

desquehacerados