Abuelito, ¿por qué estás tan chiquito?

publicado el 09 de junio de 2013 en «Milenio Diario»
columna: «se descubrió que...»

 

No recuerdo profusión mayor de notas al respecto de un tema científico: "Descubrimiento de esqueleto primate más antiguo conocido", titulan el Carnegie Museum of Natural History, la Northern Illinois University, el American Museum of Natural History, el European Synchrotron Radiation Facility de Grenoble, Francia. Son algunas de las instituciones participantes en el equipo que publica la nota, de impacto mundial, en Nature este 6 de junio. Todas tienen el mismo párrafo inicial:

"Un equipo internacional de investigadores [cada quien añade a los suyos] ha anunciado el descubrimiento del esqueleto fósil primate más antiguo del mundo, representante de una especie y genus [orden taxonómico inmediato más amplio que especie, preferible en latín para evitar confusiones y enriquecer el español, plural genera] antes desconocidos. Se le llamó Archicebus achilles. El fósil fue desenterrado del lecho de un antiguo lago en la provincia Hubei de China central, cerca del río Yangtzé.

El equipo internacional que estudió el fósil estuvo dirigido por Xijun Ni, de la Academia China de Ciencias, en Pekín, nombre en español de la capital de China. Ni dirigía excavaciones hace 10 años en una cantera cuando un campesino le presentó el fósil aparecido al partir en dos una roca sedimentaria.

"Además de ser el más antiguo ejemplo conocido de esqueleto primate temprano, el nuevo fósil es crucial para iluminar un momento en que la evolución humana pivotó: la divergencia evolutiva entre el linaje de los monos y humanos (de forma colectiva llamados antropoides), por una parte, y por otra hacia los actuales tarseros (pequeños y ojones miembros de la familia Tarsiidae, abundantes en los árboles del sudeste de Asia). Los tarseros son nocturnos (de ahí los enormes ojos), pero los ojos del abuelo son pequeños: no era noctámbulo.

El Archicebus, señala Ni, "marca la primera vez en que tenemos una imagen razonablemente completa de los primates cercana a la divergencia entre los antropoides y los tarseros (Word insiste en escribir traseros). Representa un gran paso adelante en nuestros esfuerzos por cartografiar el curso de las más tempranas fases en la evolución de los primates, humanos incluidos".

Archicebus, tatarabuelo de Isabel II de Inglaterra, de Alejandro Magno y de cada humano, gorila o chango vivo o muerto, incluidos Cristo, Buda y Mahoma (con la pena), debió pesar entre 20 y 30 gramos, mucho menos que un ratón. Toma su nombre grandioso de Aquiles porque, a ojo de los descubridores, la anatomía del tobillo les recordó el famoso "talón de Aquiles": un detalle anatómico, que fue la presencia del tendón que va del hueso calcáneo a la pantorrilla, o tendón de Aquiles. Eso el apellido.

El nombre viene de arjí: antiguo, como arqueología (que en español deberíamos decir arjeología, porque tenemos en la J el sonido de la ji griega), y kibos, que no encuentro, pero dicen todos que es chango de cola larga… No pondremos su retrato al óleo en la sala.

Nuestra anatomía ya está allí: cráneo con mandíbula y dientes antropoides, columna vertebral, cadera, muslo de un hueso largo y pierna de dos huesos, brazo de un hueso y antebrazo de dos, caja torácica de costillas, dos costillas flotantes.

El abuelito estaba enterrado en los estratos sedimentarios, los que se forman por arrastre de tierra luego asentada, de un lago que existió hace unos 55 millones de años, en una época conocida por su efecto invernadero que envolvió al mundo en selvas tropicales lluviosas "y las palmeras crecían tan lejos como el norte de Alaska".

Para estudiar el minúsculo y delicado fósil atrapado en sedimento, el equipo científico "primero debió escanear la muestra a ultra alta resolución". Lo hizo el European Synchrotron Radiation Facility. Creó una reconstrucción digital en tres dimensiones y se pudieron estudiar detalles minúsculos sin dañar el fósil. "En los últimos años, hemos desarrollado la tecnología para observar, con nivel de detalle único en el mundo, las partes del fósil que están aún enterradas en la roca", dice Paul Tafforeau. "Revelar los notables secretos que habían estado ocultos en la roca por millones de años, nos tomó diez años", añade John Flynn.

En resumen: los primates es posible que nos hayamos originado en Asia, unos pocos millones de años, 10 quizá, tras la desaparición de los dinosaurios. Pero nuestra línea africana sigue firme: la divergencia de nuestros más cercanos primos, los chimpancés, y el surgimiento de los homínidos, se dio en África. Hace 200 mil años, el Este de África vio los primeros Homo sapiens. Hace 80 mil comenzamos a dispersarnos por el mundo debido a varios hallazgos exitosos, uno principal fue el idioma simbólico para la cacería.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas

desquehacerados