"Su" mundo se derrumba

publicado el 01 de enero de 2013 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

Problemas con el su. "¿Escucharon? Es el sonido de su mundo derrumbándose. Es el del nuestro resurgiendo. El día que fue el día, era de noche. Y noche será el día que será el día".

Leí esta frase creyendo que Marcos lamentaba que el mundo indígena, su mundo de ellos, se estaba derrumbando. Y resurgía el nuestro, el de México. El final era un trabalenguas bobo. El inicio parecía un acto de lucidez súbita y un reclamo: el mundo de los indios se derrumba y ustedes nada hacen. Pues no, me dije, porque todos nos empeñamos en impedir el derrumbe de nuestros mundos, incluida la Madre Teresa, una hija de puta en su opinión al respecto del sida y en los asuntos de su orden religiosa.

Así que podemos ir olvidando la caridad cristiana. "Los usos y costumbres son sagrados y deben conservarse como Patrimonio de la Humanidad". Bien. Allá ustedes y sus mujeres que no pueden votar ni participar en asambleas, sus elecciones sin voto secreto, sus métodos de producción. Otros pensamos que hay culturas que producen pobreza porque están diseñadas para producir una forma de vida que, desde fuera, llamamos pobreza. Eso se oye mal en un mundo lleno de almas caritativas.

Va lugar común: no es la caridad, sino el empleo y las formas comprobadas de producción eficiente lo que crea riqueza. Un sistema fiscal moderno debe orientarse a la redistribución, en forma servicios, de esa riqueza. Es obviedad aquí, no en Chi-a-pas, donde las zonas "liberadas" del agobiante Estado mexicano, los municipios autónomos, producen mayor pobreza, desaliento y rencor.

Pero el su de Marcos se refería el enorme país que es México. Es lo malo de no decir vosotros: "Es el sonido de vuestro mundo derrumbándose", queda claro. Como el Himno Nacional: Mexicanos... el acero aprestad; como Sor Juana: Hombres necios que acusáis...; como la canción de ronda infantil: ... Que manda decir el rey que cuántas hijas tenéis.

La economía mexicana se derrumba con inesperados hallazgos petroleros; el Banco de México, este mismo día 21 en que Marcos predijo su Fin del Mundo, publica: las reservas internacionales en divisas y oro alcanzaron "un nuevo máximo histórico de 163 mil 650 millones de dólares (...)". Milenio, 26 de diciembre. Algo más que no hemos agradecido al ex presidente Calderón. Así somos.

Otro disparate de Marcos para compás de su banda intelectual. A'i la llevan, muchachos.