El tránsito de Venus

publicado el 03 de junio de 2012 en «Milenio Diario»
columna: «se descubrió que...»

 

Este martes 5 ocurrirá el segundo y último tránsito de Venus frente al Sol en este siglo. El próximo lo verán los bisnietos de nuestros bisnietos en 2117. El espectáculo celeste comienza a las 22:10 UT. Las 5:10 en el actual horario central de México. Aunque habrá diferencias porque el Sol no sigue nuestros horarios. El meridiano 90 grados pasa casi junto a Mérida, muy al este de la costa del Pacífico, pero esa hora rige, por obra del eterno centralismo mexicano, en casi todo el país. Entre más al oeste vamos, más notorio es el desfase. Por ejemplo, entre Guadalajara y Vallarta pasa el meridiano 105 grados, que debería regir para Jalisco, Zacatecas, Durango (pasa sobre la capital) y Chihuahua. Se rigen por el 105, una hora menos, Nayarit, Sinaloa y Sonora.

La duración total será de unas 6 horas 40 minutos: 27 minutos más largo que su par, ocurrido en 2004, porque, si bien no cruza Venus el centro del Sol, este año se acercará más al centro, en el hemisferio norte del Sol. En 2004 cruzó el hemisferio sur en una línea más corta.

La NASA usará la Luna como espejo para ver el tránsito de Venus, dice nota del NASA/Goddard Space Flight Center. Como el telescopio Hubble, en órbita, no puede ver al Sol, los astrónomos lo apuntan hacia la Luna para capturar la luz reflejada "y aislar la pequeña fracción de luz solar que pasa a través de la atmósfera de Venus".

Claro: a diferencia de la Luna durante un eclipse total, que se recorta nítida contra el Sol, Venus tiene atmósfera, y pesada, así que es un objeto bien delineado solo para el ojo (provisto de filtro), pero el Hubble "observará la Luna durante siete horas, antes, durante y después del tránsito, así los astrónomos podrán comparar los datos". Los instrumentos del Hubble deberán detectar una cienmilésima de luz solar que se filtrará a través de la atmósfera de Venus y luego será reflejada por la superficie lunar.

El cráter lunar Tycho, en honor al astrónomo Tycho Brahe que, con Kepler y Galileo puso los fundamentos de la astronomía, lo produjo el impacto de un asteroide hace unos 100 millones de años. El Hubble deberá quedar fijo en esa misma locación de la superficie lunar por más de 7 horas.

Lo que veremos el martes es exactamente lo mismo que ocurre en estrellas cuyo brillo disminuye ligeramente cuando un planeta pasa entre la Tierra y la estrella. Así que el paso de un planeta cercano frente a nuestra estrella brinda la oportunidad de afinar las mediciones lejanas. "En siglos pasados, astrónomos y exploradores incluido el capitán James Cook observaron tránsitos de Venus", señala Ron Cowen en Science. Los astrónomos pueden encontrar datos, en esta ocasión, para perfeccionar la observación de exoplanetas.

Se obtienen claves "al estudiar el tránsito de Venus a varias longitudes de onda, o colores", dice Thomas Widemann del Observatorio de París. Durante el tránsito de 2004 sólo dos exoplanetas se habían localizado al medir diferencias en el brillo de una estrella. En cambio, varias decenas de exoplanetas se habían descubierto por el bamboleo gravitatorio que producen en su estrella y el consiguiente cambio en las longitudes de onda: azul si el planeta tira la estrella hacia nosotros, rojo si la aleja. Pero con la nave Kepler se han registrado, en estos 8 años, más de mil tránsitos de exoplanetas.

El equipo de astrónomos "pondrá atención a la aureola, un delgado arco o halo de luz que rodea al disco negro de Venus por unos 25 minutos antes y después de que el planeta cruce la cara del Sol, viaje que dura unas 6.5 horas. El anillo lo causa la luz refractada por la atmósfera superior y su intensidad depende de la densidad y composición de la atmósfera de Venus y de la capa de bruma".

De esta forma, los astrónomos del mundo entero tendrán una medida de comparación para detectar exoplanetas con atmósfera y quizá agua. "Ser capaces de detectar la firma de una capa de bruma como la de Venus nos diría mucho acerca de la atmósfera de un exoplaneta y si el astro contiene los materiales necesarios para la vida", dice Widemann.

"El tránsito de 2004 fue esencialmente una prueba, ya que nadie vivo había visto antes un tránsito de Venus", dice Paolo Tanga, del Lagrange Laboratory, en Niza, Francia. En 2012 estamos mejor preparados.

Nostalgia del futuro: cuando vuelva a ocurrir un tránsito de Venus, en el 2117, todos los que hoy estamos vivos, incluido el bebé recién nacido, estaremos muertos.

Importante: Los lentes para sol sirven para eliminar el brillo de luz solar sobre la playa, el agua, la calle. No están hechos para mirar el Sol, el astro, sino el sol, opacar la luz brillante sobre autos y arena. Para ver el tránsito de Venus debe comprar en una tlapalería un vidrio para careta de soldador. Además, no vea de forma continua más de unos 10 segundos y espere unos minutos para la siguiente observación.

Maravillas y misterios de la física cuántica, Cal y Arena 2010.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

1944 - 2016

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea


la plantilla de este blog es el "pizarrin" donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.

elsacaborrachos

páginas vistas