La megacruz del PAN

publicado el 15 de agosto de 2011 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

Trascendió que... el gobernador panista de Jalisco, Emilio González, va a levantar una cruz de 60 metros de alto sobre el cerro del Cuatro para dar protección divina a Guadalajara...

¿Ya está usted echando espuma verde, como yo, por el acceso de furia? ¿Ya le circula bilis negra por el despilfarro de impuestos? ¿Por la burla al laicismo? Espéreme... tengo una llamada... Que no, me dicen que no es proyecto de Emilio, sino del PRD en el DF. Ah, bueno, de ser así está bien... El alcalde de Navolato, Evelio Plata, propuso prohibir las minifaldas "para abatir embarazos e inhibir actos delictivos". Ups. ¿Así o mejor? Ya se olvidó [por qué] porque no fue el PAN.

Antes de la megacruz fueron los canales venecianos en la Zona Rosa, con góndolas. Ebrard debe tener un área de "creativos" dedicados a urdir ideas estrafalarias para que se hable, aunque mal, pero se hable. En cambio, crímenes como el ocurrido en el desalojo del New’s Divine, siguen en ruin silencio.

Mis analistas observan que saco a relucir los muertos del New’s Divine pero callo los de la guardería ABC, donde está involucrada una amiga de la prima del vecino del amigo de una parienta lejana de la esposa de Calderón. Así que me pagan por callar. No, simples: la diferencia es enorme: en la ABC los hechos ocurrieron por un incendio en la bodega vecina, el incendio se propagó a la guardería. Los inspectores debieron haber revisado no sólo las instalaciones de la guardería, sino sus colindancias. Cierto. Hubo omisión.

En la disco para pobres New’s Divine llegó la policía del DF, gobernado por ex colaborador del presidente Salinas, y antes de él por el autor del Himno al PRI (Ebrard y AMLO para quien no lo sepa), y ordenó al dueño que avisara por el sonido local que los clientes debían salir. Los muchachos obedecieron. Afuera los estaba esperando la policía para subirlos en autobuses y llevarlos a una delegación... ¿Acusados de qué? Los camiones se llevaron una primera ronda. Como era viernes y pensaban extorsionar a los padres con 3 mil pesos por cabeza, los policías de afuera les impedían salir porque no habían vuelto los camiones para una nueva carga humana de alto precio. Los policías de abajo empujaban. En las escaleras murieron, asfixiados por la presión de los policías de abajo y arriba, nueve adolescentes y tres policías.

Si usted no ve una diferencia cósmica, me rindo. En Tláhuac tres jóvenes investigadores vigilaban una casa sospechosa de ser guarida de guerrilleros. Éstos, hábiles, comenzaron a gritar por el pueblo que había robachicos, como el cura de Canoa que había comunistas. Mujeres y hombres enfurecidos aprehendieron y golpearon a los investigadores. La delegada llegó, una tal Fátima Noséqué. Las televisoras llegaron. La policía, a cargo de Ebrard bajo el gobierno de López Obrador, encontró que "la orografía" era un obstáculo insuperable. ¿Y un helicóptero? Tampoco, dijeron, porque la gente estaba tan furiosa que lo habrían tirado a pedradas (¡). El resultado lo sabemos: a dos los quemaron vivos. Las televisoras decidieron, "por respeto", no pasar las imágenes, e hicieron bien. La delegada huyó porque "urge levantar un acta", dijo.

¿Y la justicia? Se hizo: el dueño de la disco, que cumplió la orden de pedir a la clientela que desalojara, está preso, acusado de producir el tumulto. El dueño del local (era rentado) lo perdió. ¿Motivo? Que en su local murieron 12 personas... aplastadas por dos barreras de policías a cargo de Ebrard.

Bien... ¿tengo obsesión contra el PRD? ¿Los demás partidos son inmaculados? No, pero dedicarles espacio es una pérdida de tiempo. Qué más se va decir del negocio de La Maestra, el Panal; del negocio de la familia González, el Verde; del PT fundado por Carlos y Raúl Salinas para debilitar al PRD (y donde ahora militan perredistas). Son lo más viejo del PRI, lo nauseabundo, como Muñoz Ledo. El PRD lo conforman los priistas ardidos porque su partido, el PRI, no les dio la candidatura esperada. Carajo: López sólo quería ser alcalde de Macuspana, por el PRI. Estaría ahora pataleando a Peña Nieto dentro del PRI y no apoyándolo desde afuera.

Sicilia

El tono sacristán de Javier Sicilia, sus sermones plagados de vaguedades y lugares comunes, bobos y ñoños, su falta de proyecto, que un día pida retirar al Ejército y al otro que siempre no, son ya insoportables y soporíferos. Otro político mexicano de viejo cuño. Si el PRI no nos cayó de Marte. Qué weba...

De cómo los ricos lo vuelven a ser después de la Revolución, Olga (Planeta, 2010).