De asesino a candidato del PRID

publicado el 24 de enero de 2005 en «Milenio Diario»
columna: «la calle»

 

El senador por el PRI José Guadarrama estuvo acusado por el PRD hasta de asesinar perredistas en Hidalgo, ya no digamos de todo tipo de trinquetes y fechorías. Hoy es candidato a gobernar Hidalgo... por el PRD. Esos son principios: el PRID en su máxima expresión. El mejor gobernador perredista es Leonel Cota, el ex priista que gobierna Baja California Sur, dijo el ex priista jefe de Gobierno del DF, López Obrador, descalificando así la obra y trayectoria de dos perredistas fundadores, pues es tiempo de patadas y zancadillas: Lázaro Cárdenas, gobernador de Michoacán, y Amalia García, gobernadora de Zacatecas. Esa es lealtad... al origen. La campaña presidencial de López la encabeza el salinista Manuel Camacho: y esa es congruencia. La deuda del Distrito Federal en cuatro años de gobierno la ha elevado cuatro veces: esa es disciplina fiscal.

Por supuesto, el papá que se endeuda 400 por ciento es enormemente popular entre sus hijos, hasta que llega el embargo bancario. A López no le llegará el embargo: la deuda la pagaremos desde Tijuana y Monterrey hasta Mérida y Salina Cruz. Pero todavía nos faltaba por ver la defensa que diputados perredistas están haciendo contra la incomunicación de los más peligrosos narcotraficantes y secuestradores que emplearon las facilidades de comunicación para levantar una red que les permitiera controlar sus organizaciones desde la celda. Sospechosa defensa cuando Ahumada, el Gran Corruptor, padece incomunicación y malos tratos sin que el PRID abra la boca, y cuando Ponce, secretario de Finanzas de López, está acusado de lavar dinero. ¿Hasta dónde está metido López Obrador?

Frente al lumpen-perredismo del trío Bejarano-Ponce-López Obrador, se levanta la figura fundacional de Cuauhtémoc Cárdenas. El nuevo Cuauhtémoc ofrece una opción que combina la experiencia de un buen gobierno priista en Michoacán con la reflexión y la maduración de largos 18 años y los golpes asestados por electores que rechazamos su programa de gobierno. Sus errores en el Gobierno del DF, como aquellos nombramientos policiacos que más vale olvidar, los rectificó sin chistar y los asumió sin atribuir las denuncias a conjura, intriga, malquerencia o compló. Sin el ofuscamiento biliar que le producía Salinas, Cuauhtémoc ya no recoge la basura excretada del PRI ni lanza de gobernador a quien antes acusó de asesino.

Cárdenas no es imaginable insultando a los jueces de la Suprema Corte por un fallo desfavorable, tampoco se le puede ver pasando sobre un amparo. Cárdenas nunca ha tomado pozos petroleros ni hecho campamentos de encuerados en el Zócalo. No tiene por táctica eterna negar lo que hace: no aumenté predial, cuando lo aumenta; no inauguré obra inconclusa, cuando lleva cuatro inauguraciones de lo mismo, y sigue inconcluso, y cuando lo terminen seguirá inservible, lo dice la experiencia de segundos pisos en todo el mundo, lo dicen los ingenieros de la constructora al advertir sobre "la curva de la muerte": una curva de 90 grados que súbitamente transforma dos carriles en uno solo, resultado de la improvisación, la ignorancia, la prisa, los parches y la necedad (lo que nadie entiende es que los segundos pisos de López no son vías para el tránsito, son arcos triunfales con letrero: "López Fecit AEternam Gloriam Suam", monumentos ostensibles, precampaña presidencial, y nada más). El laconismo de Cárdenas será un alivio luego de la lengua suelta que siempre se le enreda a Fox y de las pausas interminables entre sujeto y predicado que padece el pre-alzheimer de López.

Tampoco mandaría Cárdenas una ley al Congreso sin primero abonar el terreno. Es un hombre con dignidad y peso político. No tiene nada en común con hamponas blindadas de fuero como Dolores Padierna, con corruptos flamboyantes como Ponce-el-del-puro-jugando-en-el-casino, ni con corruptos de aire servil, manso y recatado como Bejarano. Lástima que el lumpen-perredismo, los vendedores de leche con excremento, los especuladores con terrenos y casas de interés social, los traficantes con la pobreza no permitirán que obtenga la candidatura porque necesitan a uno de ellos, y Cuauhtémoc no lo es.

Buen par Cuauhtémoc y Jackson. El senador Enrique Jackson es 1) un hombre inteligente, lo cual no es poco decir en este desierto donde todo es compló. 2) Es tolerante, virtud excepcional, sobre todo a la vista de Pablo Gómez escupiendo en el micrófono de la Cámara su orden al Presidente: "obedecer y obedecer" e interrumpiendo amenazador y con voces destempladas a un subsecretario que se atrevió a decir lo que le consta a la nación entera: que el Congreso hace leyes sobre las rodillas: una verdad de Perogrullo. 3) Habla con claridad y sintaxis normal, otro "plus", como dicen ahora, ante el tartajeo de López, los disparates de Fox y el bisbiseo de Montiel, que todo convierte en bzz bzz bzz. Sería un Presidente que no nos haría sonrojarnos cada que interviene, ni folklórico de aguas de jamaica ni nacionalizador de la banca. A Jackson no le cancelarían un proyecto cien manifestantes enmachetados, tampoco los ametrallaría; no le cerraría la UNAM diez meses un grupo ultra repudiado por todos los universitarios ni lo veríamos entre sombras de narcotráfico. Lástima que sea del PRI, pero es buena opción para los priistas que deseen ganar y para los millones de indecisos. Con Jackson en la Presidencia no tendríamos el retorno del PRI, de aquel PRI consustancial al gobierno, sino la llegada de un partido como hay otros. Eso al menos le debemos al triunfo de Fox: hizo del PRI un partido más que puede ganar o perder. Y con Jackson podría ganar. 1905-2005.

***

El próximo mes de septiembre se cumplirán cien años de la publicación de un artículo, notable a primera vista por su brevedad y falta de citas, enviado a los famosos Annalen der Physik por un físico desconocido: "Sobre la electrodinámica de los cuerpos en movimiento", de Albert Einstein: la teoría de la relatividad. Con ese motivo, la compañía italiana Pirelli ofrece 25 mil euros a la mejor presentación multimedia que haga inteligible la relatividad al público general. Más detalles en éste sitio.