Otra vez el principio antrópico

publicado el 25 de enero de 2015 en «Milenio Diario»
columna: «se descubrió que...»

 

El journal Science Bulletin, de Pekín, China, publicó esta semana un estudio intitulado “Consideraciones antrópicas en física nuclear”, del alemán Ulf-G Meissner, al frente de física nuclear teórica en el Instituto Helmholtz de la Universidad de Bonn.

El principio antrópico fue propuesto por Brandon Carter: “El universo (y por ende los parámetros fundamentales de los que su existencia depende) debe ser tal que admita la creación de observadores en alguna etapa”.

Comenta Stephen Hawking en A Brief History of Time: “Si la tasa de expansión del universo un segundo después del Big Bang hubiera sido más pequeña en una fracción de cien mil millones de millones, el universo se habría recolapsado antes de alcanzar su talla presente”. ¿Por qué tuvo la tasa de expansión necesaria para formar materia y luego materia consciente?

Una respuesta trivial es: porque de no haber sido así no habría habido nadie que diera cuenta de ese universo fallido... Y si, por el contrario, la tasa de expansión hubiera sido mayor, los quarks no habrían formado protones y neutrones, y éstos no habrían atrapado electrones en átomos: no habría materia ni vida. Pero eso no lo sabría nadie...

Otra respuesta trivial es la religiosa: el Big Bang ocurrió por acción, fuera del tiempo y del espacio, de un Gran Diseñador. Algunos lo llaman Dios, otros no. Pero entonces cerramos el changarro y nos vamos a nuestra casa porque el diseño inteligente lo explica todo: las estrellas y las orejas de los conejos.

Otra es más escalofriante y está basada en cálculo de probabilidades. Si en una lotería se rifan mil millones de dólares y hay mil millones de boletos (y se venden todos), ¿cuál es la probabilidad de que mi boleto resulte premiado? Una mil millonésima: nada. Pero ¿cuál es la probabilidad de que alguien resulte premiado? Es 1 sin duda. Hay certeza total de que alguien tendrá el premio.

Entonces, digamos que vemos estrellas y perros y laboratorios investigando de todo porque nos tocó el universo premiado: en el que se alinearon al azar todos los números que salen de la tómbola: seis en el Melate, pero una serie enorme de ajustes casuales que ocurren porque toda serie puede ocurrir. Para eso debemos plantear que por un tiempo infinito se han producido infinitos universos fallidos: unos porque su tasa de expansión fue más pequeña que la del nuestro, sus bang hicieron plop y se colapsaron de nuevo en la no-existencia. Es la versión de los infinitos universos o el multiverso que los contiene.

La tasa justa de expansión no es la única variable precisa: tras el Big Bang se formó hidrógeno y algo de helio. Pero los seres vivos estamos hechos de elementos pesados: carbono, hierro, oxígeno. Éstos se cocinan así: las nubes de hidrógeno se colapsan sobre sí mismas por efecto de su propia gravitación. Cuando la presión en el centro es superior a la fuerza repulsiva entre dos átomos de hidrógeno se fusionan en un helio más un sobrante de energía: la luz y calor de una estrella. Hay equilibrio entre las capas superiores de la estrella y su interior porque el colapso gravitatorio lo impide la expansión causada por la fusión. Pero agotado el hidrógeno, y por tanto la fusión, las capas superiores de la estrella, sin la fuerza expansiva de la fusión, se colapsan contra el centro. El aplastón fusiona los helios en átomos más pesados: carbono, hierro, potasio y oxígeno son unos.

La nucleosíntesis “exige muy justos límites en la variación de la masa de los quarks ligeros”, señala Meissner. Son tres los ligeros: up (u), down (d) y strange (s). Los dos más ligeros, u, d, forman protones y neutrones: núcleos de átomos. “La edad del universo debe ser suficiente para permitir la formación de galaxias, estrellas y planetas, y estrellas de segunda y tercera generación que incorporen el carbono y oxígeno propagado al explotar las primeras estrellas”.

Podemos pensar en muchos universos, el multiverso, en el cual los parámetros fundamentales dieran origen a universos cuya belleza “no contendría a nadie capaz de admirarla”, concluye Meissner.

 

la talacha fue realizada por: eltemibledani
 

DISQUS - últimos 6 comentarios

 

 

ÍNDICE DEL BLOG

milenio diario

la crónica de hoy

la jornada

revistas

misceláneo

 

etiquetas:


pasaron por aquí

están en línea

desquehacerados

la plantilla de este blog es el ´pizarrin´ donde, durante sus ratos de ocio, eltemibledani hace sus pininos modificando el xhtml fuente.